La revelación de Paola, ex empleada de Mühlberger:

NO ERA SU PREFERIDA

La revelación de Paola, ex empleada de Mühlberger: "Cuando Moria llegaba a la clínica él se escondía, trataba de no cruzársela"

La revelación de Paola, ex empleada de Mühlberger: "Cuando Moria llegaba a la clínica él se escondía, trataba de no cruzársela"
La mujer contó que el médico detenido no tenía una muy buena relación con la diva y que buscaba la forma de evitarla cuando iba a atenderse a su institución.

Esta tarde en Intrusos volvió a aparecer Paola Fuentes, una de las últimas empleadas del doctor Mühlberger, que el día de mañana deberá presentarse en la fiscalía para presentar declaración, en el marco de la investigación que se está realizando sobre la clínica del profesional detenido.

Sentada una vez más en el piso del programa, Paola reveló que esa mañana había recibido un misterioso llamado, por parte de un ex administrador de la clínica de Mühlberger. "Hoy me agarró un poquito de miedo porque recibí unos llamados. Me preguntaban si estaba segura, me decían que atrás de esto había muchas cosas..., me dijo que me conocía y que tuviera cuidado. Yo voy a contar lo que viví ahí, no otra cosa", contó la mujer.

"Yo también tengo miedo, esto no es lo mío. Se me vinieron a la mente todas las cosas que viví, que son muy fuertes. Estuve un año y medio, fueron muchas cosas las que yo viví. Mucha gente estaba pocos meses y se iba porque no aguantaba el maltrato. Yo me quedé un tiempo largo, tuve que revivir todo eso", explicó Paola.

La entrevistada comenzó a brindar detalles sobre la naturaleza de su relación con el médico detenido: "Él me decía que yo era parte de su familia, porque a él no lo quería nadie y la gente se acercaba a él por dinero. Yo siempre encontraba dinero en sus bolsillos y yo lo dejaba donde estaba, yo creo que él lo hacía a propósito. Él me decía: "Yo se que te puedo dar un millón de dólares y no vas a tocar nada"".

"Yo renuncié, pero después volví porque me llamó llorando pidiéndome por favor que volviera. En su cumpleaños de 2018 yo llegué a la casa, le dije feliz cumpleaños y ni me contestó. Me fui a pasear al perro y cuando caminaba pensaba "'¿qué hago acá? ¿qué estoy haciendo?". Traje al perro, agarré mis cosas y me fui. Cuando estaba por tomar el tren me llama el doctor, llorando y pidiéndome que volviera", agregó.

Paola contó que el médico le prometía que iba a retomar su terapia para dejar de maltratarla. "Yo le insistía que fuera porque cuando iba lo veía más tranquilo, mejor. Me prometió que iba a cambiar y yo le creí, muchas veces", admitió.

Retomando la anécdota del cumpleaños, la ex empleada contó que ese mismo día el doctor almorzó solo con ella y que ningún famoso pasó a saludarlo. "Le llegaban flores, pero nadie fue en persona a  saludarlo", reveló.

Por otro lado, Paola habló sobre un tema muy polémico: las acusaciones de "brujería" contra el médico. "Él me mandaba a comprar velas. Una vez se incendió el departamento porque él se durmió, la vela prendió la cortina y hubo un incendio. Él hacía brujerías, me lo decía abiertamente. Me mandaba a comprar velas rojas, me mandaba a buscar rosas rojas. Él no le hacía brujerías a famosos sino a empleados, se enojaba muchísimo cuando renunciaban así que les hacía algo y me decía "ahora vas a ver como le duele la panza", detalló.

Además, afirmó que el doctor llegó a descontarles parte del sueldo a los empleados: "Nos descontaba parte del sueldo cuando algo se rompía. Una vez bajó y me dijo que el sillón blanco de la clínica tenía que quedar impecable, porque tenía manchas de lapicera y eso no sale. Yo tenía que intentar sacarlo y si no salía me lo iba a descontar del sueldo". 

La ex empleada de limpieza también hizo referencia a las operaciones de ensanchamiento peneano que realizaba el médico: "Él se hizo el ensanchamiento peneano, se lo hizo la instrumentista que es la que le sacaba fotos a los pacientes para hacer el antes y después. Yo estaba en esos procedimientos. Había inyecciones y pequeños cortes. No se si Maradona se lo hizo, pero el doctor si. Por ese tipo de tratamientos había quejas, muchos se quejaban porque no notaban cambios. Cuando venían a la clínica no los dejaban pasar, y si pasaban los atendía Natalia, no el doctor. Si insistían mucho Natalia intentaba convencerlo al doctor". 

Paola sorprendió a todos cuando compartió un dato inesperado: Moria Casán no era una de las pacientes preferidas del doctor. "Quizás era su preferida para el afuera pero para el adentro no, se escondía de ella. Cuando ella llegaba él se escondía, trataba de no cruzársela. Ella iba a hacerse masajes y cosas estéticas, no se atendía con él", contó. 

"No se si tenía preferidos. Él no quería cruzarse con los famosos, con quien nunca tuvo problemas fue con Polino, se sentía bien con él. Quería que Tinelli entrase a la clínica, pero nunca fue. Despreciaba a la mayoría de los que iba ahí. A Maradona no lo quería ni ver. A nosotros no nos dejaba sacarnos fotos con los famosos, nos hizo firmar un papel y todo. Nadie podía pedir fotos, los famosos no tenían problema pero él no quería que le pidiéramos nada. Si teníamos una foto tenía que ser con él. A una chica de la dietética la echó porque tenía una foto con Moria Casán, él vio que ella tenía una foto con Moria de perfil en Whatsapp y la echó", agregó la entrevistada.

Por último, Paola habló sobre la turbulenta relación que tenía Mühlberger con su ex pareja: "Él hasta el último día que trabajé me decía que seguía amando a su ex pareja. Me decía eso, me ha mandado a comprar velas y cosas para que volviera el ex. Me hacía comprarle postres, me decía que no lo podía olvidar". 

"Yo supongo que debe estar mal. Cuando él salía en televisión nos obligara a verlo, teníamos que poner la tele en el canal en el que estaba él y después nos preguntaba si había salido bien", concluyó la ex empleada.

La revelación de Paola, ex empleada de Mühlberger: "Cuando Moria llegaba a la clínica él se escondía, trataba de no cruzársela"