5 secretos de las casas de comida rápida

¿LO SABÌAS?

5 secretos de las casas de comida rápida

5 secretos de las casas de comida rápida

Con millones de locales en todo el mundo, los empleados de las cadenas de hamburguesas tienen que seguir una gran cantidad de reglas que el público no conoce. Desde utilizar un vocabulario especial hasta tirar la comida cuando pasa mucho tiempo después de hecha, estos locales esconden polémicas reglas para quienes trabajan en ellos.

Las casas de comida chatarra reciben todos los días a millones de personas en todo el mundo que van en busca de hamburguesas, papas fritas y comida grasosa. Los ‘fast food’ tienen todos la misma modalidad: hacer una hilera y esperar el turno hasta que un cajero tome el pedido, para luego retirar el mismo y llevarlo en una bandeja hasta la mesa.

Pero los empleados de estos locales deben seguir muchas reglas y procedimientos que no todos los consumidores conocen. A continuación, 5 secretos de las casas de comida rápida.

1-¿Querés agrandar tu pedido?

Los empleados de estas casas de comida están obligados a preguntarle al cliente si desea llevarse un combo más grande al que pidió. En 2004, Morgan Spurlock retrató este procedimiento en Super Size Me, un documental donde registró su vida durante un mes comiendo todas sus comidas en el famoso local del payaso.

2-Tiran mucha comida

Una vez que la hamburguesa está hecha la ponen en una bandeja plateada donde está a la vista de todos. Si pasan 10 minutos y ese sandwich no es entregado a ningún cliente, están obligados a tirarlo, ya que pierde su valor. Además, cada producto que alguien devuelve por algún motivo o hasta un helado que no salió con la ‘forma’ adecuada, va a terminar en la basura.

3-Los granos de los empleados

Todos los trabajadores de las casas de comida rápida tienen el ‘beneficio’ de una comida por día que siempre consiste en alguna hamburguesa con papas. Debido a la mala alimentación de los empleados que llevan un tiempo considerable trabajando en uno de esos locales, terminan afectados con los típicos granitos.

krusty

4-Son evaluados por clientes falsos

Al menos una vez a la semana, los locales de comida rápida más famosos reciben la visita de un falso cliente, es decir, un empleado de la compañía que evalúa cómo lo atienden y la calidad del producto. Los cajeros conocen este procedimiento, pero no saben cuándo será.


5-Haceme una hamburguesa, PORFA

En la cadena del payaso los empleados están obligados a pedirse cosas entre sí usando la palabra ‘porfa’, como abreviatura del ‘por favor’. El objetivo es que sean respetuosos con sus compañeros, pero que no pierdan demasiado tiempo en eso. También tienen frases que deben decirle a los clientes como “lo molesto por este costado”.

5 secretos de las casas de comida rápida