Ahorrar para uno mismo, la importancia de entender como invertir en la Bolsa de Comercio

INVERSIONES AL ALCANCE DE TODOS

Ahorrar para uno mismo, la importancia de entender como invertir en la Bolsa de Comercio

Ahorrar para uno mismo, la importancia de entender como invertir en la Bolsa de Comercio

Una alternativa de ahorro que está al alcance de todos pero que pocos conocen. Desde Pronto te ayudamos a romper el tabú del mundo de las finanzas.

“Ahorrar para uno mismo”, así es como empieza Santiago Lull la conversación. Idóneo en mercado de capitales y profesor de phronencial, su intención es romper con el mito de “La bolsa es una timba” y explicar que, muy alejado de serlo, este mercado no es más que una seguridad para estructurar las finanzas personales. Además de dejar en claro que no se necesita ninguna posición económica para hacerlo, solo la garantía del ahorro.

“Primer consejo, cuiden sus ahorros, y segundo, tengan en cuenta cuál es tu objetivo al maximizar sus ahorros”, aconseja Santiago, y explica a modo de guía: "Para invertir la gente tiene que acercarse a cualquier agente de liquidación o ALyC, abrir una cuenta y entender cuanto está dispuesto a ahorrar para uno mismo. En el caso de alguien que quiere empezar y no tiene mucha idea, siempre hay alguien que acompaña y asesora en el transcurso”.

¿Cómo abrir una cuenta?

Para abrir una cuenta se necesitan dos cosas básicas. La primera, validar a la persona a través de un DNI o CUIT. Y en segundo lugar, justificar los fondos con los cuales se va a invertir presentando un recibo de sueldo o una declaración anual de ingresos. De esta forma se puede hacer un estimativo de cuanto, dependiendo sus ingresos, puede la persona empezar a invertir, además de comprobar que el dinero viene de una actividad lícita.

En segundo lugar, de forma opcional y con el objetivo de guiar en el proceso de inversión, se hace un scoring del cliente, es decir, una recolección de datos personales básicos. Si es soltero o casado, cuánto gana y cuanto supone que pude ahorrar por mes, entre otras cosas.

Una vez que se abre la cuenta, se crea un usuario y contraseña que permite al cliente ingresar en la plataforma web, donde se puede mantener un control total de sus inversiones.

¿Por dónde empiezo?

Por lo general se aconseja, a aquellas personas nuevas en la práctica, empezar con  la opción de las Lebacs (similar a un plazo fijo bancario). Las mismas son letras de deuda a corto plazo emitidas por el Gobierno. Estas se compran con un determinado tiempo de vencimiento y al concluir el plazo se recibe el monto pagado más un interés. La ultima tasa estipulada para las Lebacs fue del 26,75%  anual, es decir 2,2% mensual

Según explicó Santiago, en este tipo de inversión es casi imposible perder el dinero que se invirtió ya que la tasa estipulada es fija, es decir, no varía de ninguna forma. “No hay vueltas. Si en la compra del Lebac se fijo que ibas a recibir 2040, vas a recibir 2040”, explica Santiago y aclara: “Con la Lebac no se puede perder, por que la tasa está estipulada.”

"Antes era muy gueto esto, se escuchaba entre pares, pero ahora con las redes sociales ya no. Twitter te comunica todo. Eso es un punto importante al que hay que darle interés, para que la gente entienda y este adentro" aclara, y agrega "Nosotros creemos que la persona debe ser alguien que esté interesada en educarse, que estudie y entienda sobre el tema. Lo que tenemos que construir es el inversor de mañana", finaliza Santiago, invitando a todas aquellas personas que tengan la mínima curiosidad en aprender y empezar a invertir. 

Santiago-Llull-1920

Ahorrar para uno mismo, la importancia de entender como invertir en la Bolsa de Comercio