Dejó a su hija encerrada para irse de fiesta y la nena murió de hambre

SU ABUELA ENCONTRÓ EL CUERPO

Dejó a su hija encerrada para irse de fiesta y la nena murió de hambre

Dejó a su hija encerrada para irse de fiesta y la nena murió de hambre
La niña de tres años estaba tan hambrienta que comió detergente en polvo.

Esta macabra historia conmueve a Rusia. Se trata de Maria Plenkina, una madre de 21 años, que dejó sola por una semana a Kristina, su hija de 3.

Todo comenzó cuando esta mujer decidió irse por siete días a una fiesta a la ciudad de Kirov y dejó a su hija sola, encerrada y sin comida.

Desesperada, la pequeña Kristina comió lo primero que encontró: detergente en polvo. El cuerpo de la nena fue encontrado por su abuela, justo en el día del cumpleaños.

La condena de Plenkina podría ser de entre 8 a 20 años de cárcel por el comportamiento irresponsable que tuvo con hija. Por su parte, los psiquiatras aseguraron que estaba "cuerda" y "completamente consciente de sus acciones".

Dejó a su hija encerrada para irse de fiesta y la nena murió de hambre