CORONAVIRUS

La Dra Gabriela Piovano y la pandemia en la Argentina: "Hay un grupo que estamos con una latita sacando agua del barco y otros que están con el cosito haciendo el agujero"

La Dra Gabriela Piovano y la pandemia en la Argentina: "Hay un grupo que estamos con una latita sacando agua del barco y otros que están con el cosito haciendo el agujero"
Médica infectóloga del Muñiz, defiende la cuarentena, critica a los ciudadanos que no respetaron las medidas de prevención y asegura que las vacunas si son aprobadas van a ser muy confiables     

"Estuve también infectada, tuve el virus el 5 de octubre. Empecé con síntomas de fiebre, se armó una gripe un poco más fuerte, perdí el olfato y el gusto. Ahí me hisoparon y me dio positivo el 7 de octubre. Por suerte lo pasé bien. Cuando terminé el aislamiento epidemiológico como yo trabajo en terapia me dieron 10  días más y cuando fui a la ART, me sentí mal, me mareé, me dolían las articulaciones. Ahora noto que a veces tenés algún olvido, así que si digo alguna pavada es el COVID", dice con una sonrisa la doctora Gabriela Piovano, médica infectóloga (MN 85555) que trabaja en terapia intensiva del Hospital Muñiz y además es comunicadora y conductora del programa X. L. D (Por Las Dudas) que va todos los martes de 22 a 00 hs. en Radio Gráfica. Firme en sus convicciones, su experiencia de haber visto los estragos del coronavirus la llevan a la conclusión de que hasta tanto no llegue la vacuna el aislamiento es la solución y no ve con buenos ojos muchas de las flexibilizaciones que se fueron dando.   

-Dra Piovano, a grandes rasgos, ¿qué se hizo bien y qué se hizo mal en la Argentina? 

-Habría que preguntar quién hizo bien y quién hizo mal.  ¿Quiénes hicieron mal? Los que viajaron a las lugares que estaban afectados y volvieron y no se quedaron en la casa haciendo una mínima medida de auticuarentena, por ejemplo. Si la gente una vez conocido que Italia tenía este virus y venía de estos lugares, inclusive personal de la salud, hubiese tenido otra conducta por ahí no pasaba nada. O por ejemplo, cuando se abrió en el interior y toda la gente salió corriendo a encontrarse en vez de seguir guardando ciertas medidas que hicieron después que el interior estalle.

-Cuando no había casos en el país, ¿el gobierno no debería haber aislado a la gente que venia del exterior? ¿No era mejor eso que depositarlo en la voluntad de la gente que sabemos que no todos van a cumplir con las normas de aislamiento?

-¿Y qué hubiera pasado si a los recién llegados los encerraban cuando todavía no había circulado el virus? Si todos se quejaban. Desgraciadamente se mezcló mucho la cuestión política y no se analizó desde el punto de vista aséptico y epidemiológico. Porque entonces realmente la misma gente que venia de afuera hubiera tomado esa conducta. Obviamente no los podemos culpar a ellos, alguien debía haber tomado la determinación. Miren el caso de la médica del Chaco, solamente organizando una mateada te desata un brote de cientos de casos y es el día de hoy que Chaco todavía no logró salir del asunto con solamente dos personas habiéndose mantenido una reunión social. Imaginen la capacidad de transmisión que tiene el virus. Es en ese momento que se toma la decisión de cerrar todo. A mí también me parecía en ese momento que era desmedido, pensaba “¿por una cosa que llega por el aeropuerto de Ezeiza hay que cerrar todo el país”? Pero la verdad que viendo estas conductas cómo la del muchacho que vino de Estados Unidos, un lugar que estaba explotado, está con fiebre y va a un casamiento... Ahí es donde vos decís evidentemente la gente por sí sola no va a tener la conducta de no reunirse. Entonces yo tengo que tomar esta determinación. Fíjense que hoy en Europa donde en ningún momento cerraron como nosotros acá al principio, ahora están cerrando. En el segundo brote que tienen le bajaron un poquito los números en las ciudades que es donde les había estallado al principio, como pasa acá con el Amba, pero como en el interior de esos países europeos no había circulado, vinieron las vacaciones, dejaron que todo el mundo salga y se reúna, y en poquitos meses vuelven tener muchos casos diarios. 

 

zzzzzzz

-¿La segunda ola es más benigna?

-Se dice “es otra cepa, que es más benigna”. No es así, lo que pasa que son los jóvenes que se juntan más, se transmite más y parece más benigno porque sabemos que los jóvenes tienen menos riesgo de evolucionar en forma grave. Desgraciadamente no se quiere entender que no se está lidiando con algo que como dijo alguien “en un par de ciclos se va hacer buenito, entonces yo voy a poder reunirme y no va a pasar nada porque el virus ya es benigno”. Ese fue el error nuestro, de Estados Unidos, de Brasil, de Suecia, Inglaterra, que también están cerrando. Cuando tengas la vacuna e inmunices al menos al 70% de la población para llegar a la inmunidad de rebaño famosa, ahí sí podés abrir. Y si tenés gente de riesgo que no se va a poder vacunar o que la vacuna no le va a ser efectiva, por ejemplo gente que está tratada con inmunosupresores, entonces ahí vos tenés que lograr que todo su entorno se vacune. Hasta que eso llegue, que implica una gran logística distribuirla, por lo menos vas a tener que seguir con ciertas restricciones fronterizas. Cuando tengas la vacuna te vas a poder plantear que vengan viajeros pero van a tener que estar vacunados. Todo es criticable, con un resultado favorable o desfavorable. Acá los medios, por más que se arroguen lo que la gente piensa, reflejan a la gente que sale pero no muestran que mucha gente se quedó adentro. Porque si hoy no tenés un estallido es porque muchos respetaron las medidas. Hoy en AMBA se puede plantear abrir porque hasta ahora se sostuvo el trabajo de home office, la no circulación en los medios de transporte salvo los esenciales. Y la no escolaridad presencial fue clave porque tuvo un doble beneficio ya que tampoco tuvimos bronquiolitis, algo que estalla todos los años. Sí estuvo mal en un primer momento el abordaje que se hizo en los barrios populares, donde se habló de aislamiento comunitario pero no se dio una real cobertura y asistencia. Después se decidió que en esos lugares la gente en lugar de ir a los comedores, la asistencia fuera a los domicilios. Lamentablemente en los barrios hubo gente que falleció aunque al haber mucha gente joven no hubo tantos casos de gravedad. 

-¿No faltaron testeos? 

-Si, los testeos te das cuenta que en un momento fueron insuficientes porque te dan muy alto los positivos, y vos tenés que ampliar porque es evidente que estás dejando gente afuera y el número es más alto. 

-Buscar a los enfermos.

-Lo que pasa es que cuando aislás a todos, te estás cubriendo de que los asintomáticos que vos no detectás también lo transmiten. La cadena de esa persona que está aislada ya la corto. Porque piensen que cuando una persona se infecta, más o menos a los dos o tres días empieza a liberar virus y puede pasar a infectar a 10 personas por día de acuerdo a su sociabilidad durante por lo menos siete días. Esos números, si yo no tengo ninguna restricción a encontrarnos y a tener cercanía, rápidamente se te hacen monstruosos, es una progresión exponencial. Eso es lo que hace que sí o sí tú sistema a la corta o a larga colapse. Porque acá el gobierno paga los test, o sea sale del bolsillo de la gente, entonces tenés que tratar de administrarlos. Porque tampoco es inteligente salir a testear indiscriminadamente si después tenés falsos negativos. Y segundo, se genera la falsa idea de seguridad porque yo puedo estar haciendo la cola en un supermercado, infectarme, que me hagan el hisopado y me dé negativo. Pero de ahí me fui infectado y los síntomas los voy a tener dentro de tres o cuatro días. Lo que más vale es cuidarse. Testear te sirve para decir "bueno esta persona no va a trabajar", o si es de riesgo, testeado y si da positivo, la aíslo en un lugar donde la puedo controlar, hacerle una tomografía para ver cómo están los pulmones, o sea, me voy anticipando a una posible evolución mala. Por eso a la hora de evaluar qué se hizo bien y qué se hizo mal también hay que tener en cuenta que no todo depende del que toma la decisión porque hay un gran componente que tiene que ver con la conducta individual pensando en lo colectivo.

-Obviamente desde una perspectiva sanitaria está claro que sí uno que se queda en la casa el virus no va a circular. Pero después hay aspectos que tienen que ver con necesidades económicas, con la duración de la cuarentena, incluso aspecto socioculturales como el caso los jóvenes cuya tolerancia al encierro tiene sus límites. Y si cierran los boliches, terminan armando fiestas donde sea. Entonces surge la duda de si en lugar de una cuarentena tan cerrada no era mejor flexibilizar las aperturas y hacer más hincapié en que la gente se tenía que cuidar.

-¿Y si la gente no se cuidaba, se satura el sistema y la gente se moría en la calle? Me remito al ejemplo de Jujuy en un momento dijo que no tenía más circulación comunitaria y abrió, incluso habló de tener escolaridad presencial. Y tuvo que ir pedir la escupidera. Se ha muerto gente en las casas sin atención médica.

-Por ahí Jujuy no preparó su sistema de salud como sí se hizo acá en Amba para poder ir flexibilizando.

-Bueno pero la idea no es llenar el sistema de gente que se muere. ¿Sabés el dolor que pasa la gente al estar en un lugar donde van a entrar dos veces al día verte y si vos te morís en el medio no se da cuenta nadie?

-Está claro que una de las cosas que se hicieron bien en el país, más allá de que tenemos muchos fallecimientos en promedio, es que al menos en Amba nadie se murió sin atención médica como pasó en Europa al comienzo de la pandemia. Pero uno puede plantear una cuarentena durante un cierto tiempo. Acá hubo una aceptación del aislamiento por varios meses, después influyeron cuestiones políticas, hubo gente que directamente negaba la existencia del virus que ya era un delirio. Pero también hubo gente que pedía que se evaluara qué se podía ir abriendo. Incluso se dijo que correr era algo casi criminal y después no pasó nada.  

-Nosotros hoy tenemos números como si viviéramos en una guerra. Es como si todos los días se nos murieran miles de personas porque caen bombas de los aviones. Londres estuvo seis años todas la noche bajo bombardeo de los nazis, ¿creen que hubieran dicho "estoy aburrido quiero salir"? Acá lo que pasa es que no estalla, las personas que se enferman no salen a la calle a decir "me está pasando esto", porque inclusive gente que se ha muerto la familia no dice que se murió en la casa porque tiene miedo que les recriminen que se murió por culpa de ellos o les quemen la casa. Fijate que el presidente Biden lo que primero que dijo es “voy a armar un comité de asesoramiento para cambiar todo lo que hicimos con el tema del coronavirus”. Todos lo que pusieron de ejemplo a Estados Unidos, a Chile, o a Italia, o a Suecia tienen que decir “nos equivocamos”. Porque no es cierto que salimos a caminar,  trabajar y nos cuidamos y no pasa nada. En el mundo real no es así  Cuando la gente empieza a desatarse cómo está pasando en el interior no lo apagás de un día para el otro. A mi podría no importarme que el anticuarentena no se cuide, le vaya mal y se muera. ¿Pero saben que pasa? Esa persona se va a morir de la peor forma y la va a tener que atender el sistema de salud y yo voy a ver esa situación. No es grato para mi, porque cuando una persona está sufriendo a mi no me importa a quien votó ni nada. Por mi juramento hipocrático no me tiene que importar ni siquiera si es un asesino o si es un genocida, yo tengo que cuidar de su salud. Cuando uno se pone así es porque piensa en esas imágenes..

EnTh89aXEAQRbo-

(Cifras del 20/11/2020)

-¿No era mejor aislar a los que son grupos de riesgo y que el resto circule, con cuidados, en algunas actividades que no son las más riesgosas? Con distancia, habilitar actividades al aire libre...

-Cuando se habló de aislar a los viejos se dijo que los viejos tienen sus derechos... Cada vez que se quiso tomar una medida estuvieron en contra y después proponen la misma medida que se quiso tomar. Las economías demostraron que se resintieron igual y la gente se les murió. Ahora están cerrando los lugares y están repartiendo la plata que fueron acumulando. Porque cuando querés evitar que los pobres te coman el hígado mas vale que repartis un plan social, eso está pasando también en Estados Unidos, en Europa...

-Pero nuestra tasa por millón de habitantes igual terminó siendo muy alta y sube cada vez más. 

-Ahí hay una trampita. Primero si Argentina, por ejemplo, que la provincia de Buenos Aires en un momento no muy lejano dijo "estuvimos contando mal los muertos porque en realidad la demora para que nos informen y se carguen los datos llega hasta más de 3 meses". De 6000 a 9000 pasó. La provincia de Buenos Aires que es tiene la superficie de un país europeo pero dentro de todo está casi toda urbanizada, imagínate Estados Unidos o Brasil, un montón de países que ni siquiera sabemos porque no están en la lista, si los muertos que cuentan son los muertos que tienen. No porque los oculten sino que para tener esos registros necesitas una persona que se siente, agarre una computadora, cargue los datos. Y a lo largo de este año muchas de esas personas o estuvo aislada, enferma o se murió. 

-Bueno pero nosotros durante muchos meses mostramos nuestros datos orgullosos, comparando con otros países, diciendo que teníamos las cifras más bajas del mundo y ahí creíamos en las cifras. Tampoco vamos a creer que somos los únicos que contamos bien las cifras de muertos.

-Por eso te digo si todos cuentan mal, ¿cómo vamos a creer que nosotros estamos sextos? Ahora todo el mundo está empezando hacer lo que hicimos nosotros, ¿qué quiere decir, que se hicieron kirchneristas? No, es que es lo que había que hacer. Aparte acá en mayo ya se empezó a abrir, no estuvimos diez meses encerrados; de hecho aumentó la circulación porque la gente circuló, el virus se mueve en la gente. Si hubieras tenido un país con una población ordenada, cumplidora, que sabe entender de qué proceso forma parte, hubiese salido todo bien y no hubiéramos tenido los aumentos que tuvimos. Pero cuando vos tenés enfermos mentales que salen diciendo que la tierra es plana, eso te genera un aumento proporcional. Acá no se cuidó, acá hay un grupo que estamos con una latita sacando agua del barco y otros que están con un taladro haciendo el agujero.

-Vimos en las marchas a trasnochados que negaban el virus, que creían que era una conspiración pero también hubo gente que respetó los cuidados, dejó de ver a sus padres durante meses...

-Entre que tu papá se muera y no verlo durante meses, ¿qué elegís? Cuando una periodista dijo "necesito ver 20 mil muertos para estar tranquila de por qué". Yo le pregunto, estás dispuesta a aceptar que uno sea tu hermano o tu hijo?. Es fácil hablar desde un escritorio cuando no le ves la cara. Cuando les ves la cara es otra cosa. Cuando una profesional de la salud viene de Italia, donde estaba todo estallado,  llega como Adrián Suar en Comodines con los tambores estallándole atrás, y se va hacer una mateada en la provincia... O un anestesiólogo va a buscar al hijo a Ezeiza que viene de Italia y no le lleva por lo menos un N95 o le dice "andáte a la casa de tu novia porque yo voy a operar".... Ese señor después infectó a cuatro clínicas. 

-No mencionaba el tema de no visitar a los padres como un sacrificio, lo que quería decir es que no todo el mundo es un terraplanista que negaba el virus sino que mucha gente durante mucho tiempo cumplió con los protocolos, hubo en la Argentina una tasa muy alta de aceptación del barbijo. Pero en algún momento, con responsabilidad, había que empezar a plantear las aperturas. O el tema del colegio, ir pensando un protocolo.

 -Cuándo se hizo tuvieron que volver atrás, porque tenés circulación comunitaria. Fijate el protocolo del fútbol, que no es como los colegios que tenés a los chicos que van al kiosco, van para acá van para allá y es ingobernable. Boca tenía la burbuja y Tevez fue a visitar al tío que estaba internado... La estupidez no tiene límites.  

  -Pero al fútbol se está jugando, más allá de algún caso que surja. Esa es la idea justamente, abrir y tratar de seguir aunque pueda aparecer algún caso. 
 

-Porque se pudo mitigar. Pero un montón de gente que está compenetrada con la situación y todo falla imagínate gente que como no ve el virus y nos se cuida.

-¿Pero cuanto tiempo un país resiste con todo cerrado?

-Bueno, ahí volvemos al punto. Si esto hubiera  el Sida y se transmitiera también por aire, que por suerte no pasó, en febrero a mí me está presentando en mi programa la fase 3 de la vacuna contra el sida. O sea, hubiésemos tardado 40 años en salir del encierro y acá llevamos 365 días... Yo trabajo en el Muñiz, veo gente sufrir en pandemia y antes de la pandemia, gente de la que me puedo contagiar, gente que está comprometida, Si vos no le das bola, en esa cama vas a estar vos o un familiar tuyo, y si un familiar tuyo está ahí porque vos no hiciste las cosas bien, el que más vas a sufrir sos vos.       
 

zzzaaaaaaa

-Mucha gente sostiene que se hizo una cuarentena muy larga e igual tenemos muchos casos y  muertes. Por ejemplo en el interior la gente estuvo encerrada cuando no había casos y cuando por ahí hacía falta que se aislara porque aumentaron los casos ya todos estaban cansados del encierro.  

  • Los casos vinieron después de que la gente salió, no lo digas al revés, no pudo haber habido casos si la gente estuvo adentro. Baby shower en Necochea, asado en Rio Negro, la mateada en el otro lado, fiestas clandestinas en Salta y en Tucumán, la marchita de Vicentín, la marcha de lo otro... No es que estuvieron encerrados. Si la gente está encerrada el virus no circula. 

-Ahora están bajando los casos en CABA. ¿Cómo se explica entonces teniendo en cuenta que cada vez hay mayor circulación?

-Para eso contribuyó que no se habilitara el trabajo en oficinas, que no se habilitaran las actividades en lugares cerrados. En el Amba hasta hace 10 días eso fue lo que hizo que si bien se fueron infectando grupos, la infección no se va propagando porque vos ya no tenés contacto con un mínimo de 10 personas por día, tenés con cinco, de los cuales los que ya se infectaron, no los volvés a infectar. Eso hizo que bajen los números, pero no porque el virus se hizo más bueno ni porque dejó de circular. Lo que pasó en las provincias fue al revés, ellos no habían tenido circulación comunitaria y cuando abrieron no se cuidaron de no salir, de no visitarse y explotaron. Cuando se asustan, cierran y empiezan a bajar otra vez. Hasta que estemos vacunados cada vez que abramos va a volver a subir y cada que cerremos va a volver a bajar.

 -¿Qué expectativa podemos tener con las vacunas? En cuanto a plazos, a efectividad…

-Bueno, la efectividad de las que están saliendo es muy alta. Mucho más de lo que esperaba. Acá lo importante es la inmunización masiva que es la que nos va a sacar de este encierro de manera inteligente. Pero no hay una vacuna, hay cientos de vacunas en estudio, incluso una Argentina pero las que están cerrando la fase 3 y abriendo resultados son entre cinco y siete. De ésas, algunas están detenidas porque mostraron reacciones adversas graves, pero otras no y están mostrando efectividad. Ahora otro tema es conseguirla en cantidad, poder aplicarla porque eso ya implica otra logística. En Europa que tiene una superficie total como Argentina va a ser mucho más fácil. Seguramente acá va a ser un desafío y creo que por eso cuando vieron el resultado de la rusa, como también la de Astrazeneca, buscaron asegurarse tener una provisión de vacuna importante. Pero la rusa puede tener un costo más alto pero es liofilizada, es un polvito que vienen en un frasco y no requiere frio. La de Pfizer, que es un poco mejor, tenés que tenerla a 80 grados bajo cero y tampoco la va a poder producir a gran escala para nosotros. La salida es la vacuna y la confiabilidad está garantizada. Si esto fuera de africanos yo diría capaz que la están acelerando pero tratándose de europeos y norteamericanos lo van a hacer como se tiene que hacer, guardando todos los procesos, sobre todo de control y si eso no pasa, la vacuna no se fabrica, no sale a la venta y se destruye. Se está comprando, se está fabricando contra riesgo. Pero si esto sirve y vos necesitás 100 millones de dosis y recién hoy te ponés a fabricarlas, no vas a estar vacunando en diciembre. Tenes que reservarlas desde antes. 

vacunana-web

-Hay temores de que se pueda apurar la aprobación por la tremenda necesidad que hay de que haya una vacuna. O que no se testee a fondo las secuelas que a mediano o largo plazo pueda provocar su aplicación. ¿Qué puede decir al respecto?      

-Los estudios van siendo progresivos, no metés a todos el mismo día porque si yo lo que te doy no te mata a la primera semana pero te mata a la semana 3, tendria un montón de muertos. En otras vacunas lo que llevaba 10 o 15 años de investigación era porque la base sobre la que experimentabas la ibas abriendo de a poco y porque eran sustancias que vienen de cero. Acá ya tenés antecedentes de estas vacunas o de la plataforma de las vacunas y tenés un margen de seguridad. En vez tardar 10 años, tardaste un año por qué abriste a miles y miles y venís chequeando de a poco que no les aparece nada. Obviamente todos los medicamentos cuando salen a la venta siguen un proceso de farmacovigilancia. En algún momento Pfizer tuvo un antibiótico que se empezó a usar mucho y pasado un tiempo se notó que causaba insuficiencia renal. No fueron casos masivos pero ese medicamento se retiró. Desde ese punto desgraciadamente la incertidumbre ya sabemos que es una parte con la que convivimos, por el otro lado hay certeza de que todos estos procesos se hicieron con la mayor rigurosidad porque acá están implicados los familiares de los dueños y los dueños de los laboratorios no son los conejitos de indias. Más allá de que hay una carrera económica y geopolítica y todo lo demás, hay un interés de que este tema se solucione. Obviamente todavía no tenemos todos los resultados para saber exactamente, si por ejemplo, se prevé que no haya como lo pasa con la gripe cepas que van mutando y la vacuna no te va a servir. De todos esos estudios todavía falta abrir los resultados.

-¿Le preocupa la llegada del verano, la gente yéndose de vacaciones, que se relajen los cuidados, que por el calor no se use barbijo?

 -Lo de la segunda hora en Europa la visualizo como lo que nos pasó a nosotros acá, ese movimiento del que hablábamos. La primera concentración y circulación comunitaria en el Amba, el interior está bien después el Amba baja y el interior sube por la cuestión de que no se controló la movilidad de la gente. Y ahora se nos viene el verano. Me preocupa porque el virus no dejó de circular y porque obviamente más allá de que si vos te vas de veraneo y le agarra a jóvenes, probablemente no les va a pasar nada. La pregunta es si el lugar de veraneo va estar preparado para que el que viene se infecte y si va haber lugar para alojar a aquellos que tengan una neumonía.  

 

 

 

 

La Dra Gabriela Piovano y la pandemia en la Argentina: "Hay un grupo que estamos con una latita sacando agua del barco y otros que están con el cosito haciendo el agujero"