paris
paris

CON MÁS CONTROLES Y NUEVAS MEDIDAS DE SEGURIDAD

La emoción no tiene fin en París: después de 104 días, reabrió la Torre Eiffel

La emoción no tiene fin en París: después de 104 días, reabrió la Torre Eiffel
La crisis sanitaria por el COVID-19 había dejado al emblemático monumento completamente cerrado. Pero a partir de este jueves, volvió a recibir visitantes aunque con un protocolo especial. 

Después de casi 3 meses de soledad absoluta por la pandemia, la Torre Eiffel reabrió sus puertas y le dio la bienvenida a un grupo de 50 turistas que se acercaron a conocerla. Y como para estar a la altura de las circunstancias, la empresa que tiene a cargo la gestión del monumento, los recibió con una batucada que daba cuenta de la felicidad que genera el hecho de recuperar paulatinamente la normalidad.

Claro que esta reapertura trae aparejada muchos cambios en la dinámica de las visitas. Por empezar, los turistas no podrán utilizar el ascensor para llegar a la cima (si todo continúa como hasta ahora y no hay rebrote de casos en la Ciudad, se habilitarían recién el mes que viene) sino que deberán subir 'a pulmón' alrededor de 700 escalones para disfrutar de la vista que ella ofrece.

Además, los grupos de visita serán de 50 personas que deberán mantener la distancia estipulada (de 1.50 metros) y utilizar tapabocas. Además, explicaron que se llevará a cabo un proceso de desinfección intensiva que se irá aplicando cada hora, hora y media para garantizar que toda la superficie esté libre de gérmenes.

Entre los primeros visitantes, el sentimiento era compartido: emoción, felicidad, alivio pero también un dejo de tristeza al tomar conciencia de lo mucho que ha cambiado el mundo.

La emoción no tiene fin en París: después de 104 días, reabrió la Torre Eiffel