Homofobia en Palermo: atacaron a una pareja gay en una hamburguesería

COMÍAN A LA SALIDA DEL BOLICHE

Homofobia en Palermo: atacaron a una pareja gay en una hamburguesería

Homofobia en Palermo: atacaron a una pareja gay en una hamburguesería
Las víctimas denunciaron penalmente al agresor.

Todo comenzó después de que Marcos Zalazar, de 26 años, y Franco de Bernardo, de 24, fueran agredidos en un McDonalds ubicado en Córdoba y Medrano.

Las víctimas habían salido del boliche en el que trabajaban y habían decidido pasar a comer una hamburguesa por el local de comidas rápidas antes de irse a dormir.

De repente, un hombre comenzó a golpearlos mientras esperaban el pedido y ambos debieron ser derivados a un hospital cercano. Al parecer, a este hombre le habría "molestado" que Zalazar le preguntara a otro de los clientes si podía comprarle una hamburguesa ya que "no tenía plata".

Había un chico al que parece que esta actitud le molestó, no sé qué le pasaba, y empezó a insultarnos. Decía ‘estos muertos de hambre’, ‘putos de mierda’ y cosas así. Yo estaba hablando con mi amigo y le digo: ‘lo debe decir de envidioso’. Se ve que me escuchó porque lo tenía al lado, me tiró un vaso de gaseosa encima y me pegó una piña en la cara”, explicó De Bernardo en diálogo con TN.

Las víctimas agregaron que, lejos de intervenir en su favor, la seguridad de McDonalds lo culpó a ellos y hasta le "chocó la mano" al agresor.

Nos fuimos a la mesa, (el agresor) estaba como en la otra punta y, a todo esto, yo le pregunto (a su compañero) qué pasó, cómo fue, y me cuenta todo esto. Después este chico, en vez de irse para el lado donde estaba la puerta de salida, vino para donde estábamos nosotros ya con la intención de pegarnos. En ese momento nos levantamos y ahí es cuando empieza a decirnos barbaridades nuevamente y nos empezó a pegar”, agregó Zalazar.

El joven contó que el agresor le golpeó la cara “con un manojo de llaves que se había puesto entre los nudillos” hasta que se desmayó. "Yo no veía nada en ese momento. Deduje que era algo que cortaba, no sé, una manopla, una chapa o lo que fuera. Después supe qué era (ese objeto) porque él (por el atacante) le escribió por Instagram a una amiga que tenemos en común y le dijo que él hizo eso. Le contó con qué fue”, continuó.

Finalmente, las víctimas contaron que, horas después de la golpisa, el agresor les pidió disculpas a través de una red social.  “Me dijo que estaba muy borracho y que cuando está borracho se pone violento. Esa fue su justificación, y yo pensaba ‘¿vos cuando estás borracho podrías matarme, entonces?’. Nosotros estábamos con ataques de crisis”, cerró.

Homofobia en Palermo: atacaron a una pareja gay en una hamburguesería