Las mascotas y el nacimiento de un bebé

CONSEJOS

Las mascotas y el nacimiento de un bebé

Las mascotas y el nacimiento de un bebé

Si tenés mascotas y un bebé está llegando a tu hogar, tené en cuenta estos consejos:

-La primera impresión es la que cuenta: si hay oportunidad, antes de la llegada del bebé a la casa, se puede acercar a la mascota un pañal usado o una ropita de bebé para que la huela. Eso posibilita la adaptación gradual ya que cuando llegue el bebé del sanatorio no le resultará extraño su olor.

-El primer encuentro: la forma en que la mascota y el bebé se descubran determinará el tipo de relación que se genere entre ellos. Cuando lleguen a casa, salude al perro y permítale que él olfatee al bebé despacito. Esto le permitirá estudiar y anticipar las reacciones del animal. Si quieren lamerlo hay que evitar gritarle con desesperación y utilizar un tono firme pero delicado. 

-No asustar al animal es la clave. Algo cambió en la casa, pero no tiene que sentir que es es negativo. Una buena idea es que el perro comparta algunas de las rutinas del bebé, por ejemplo, puede estar presente cuando lo saque a pasear o le cambie los pañales.

-No confiar ciento por ciento: por más que el animal sea amigable con los niños, a veces, con ánimo de curiosear o jugar o de querer brindarle cariño, puede lastimarlo involuntariamente. Nunca hay que dejar solo al niño con la mascota.

-Convivencia: Es indispensable enseñarle a los niños que los animales no son juguetes. A medida que el niño crezca y comience a hablar, hay que enseñarle que el animal puede estar cansado de jugar y que siempre debe respetar sus momentos de sueño y de comida.

-Vale recordar: que siempre y, más si hay niños en la casa, hay que tener vacunado al perro, desparasitarlo frecuentemente; bañarlo y cuidarlo mucho.

Las mascotas y el nacimiento de un bebé