Mauro Szeta y el asesinato de Fernando Baez Sosa:

QUÉ PASA CON LOS RUGBIERS

Mauro Szeta y el asesinato de Fernando Baez Sosa: "A pesar de la cuarentena, la causa sigue avanzando"

Mauro Szeta y el asesinato de Fernando Baez Sosa: "A pesar de la cuarentena, la causa sigue avanzando"
El periodista experto en policiales explica cuál es la situación procesal de los imputados en el crimen de Villa Gesell. 

Los ocho rugbiers imputados por el crimen de Fernando Báez Sosa, el joven de 18 años que fue brutalmente asesinado el pasado 18 de enero a la salida del boliche Le Brique de Villa Gesell, permanecen detenidos en la alcaidía de Melchor Romero, en La Plata, desde el pasado 13 marzo, día en que se los trasladó desde el Penal de Dolores hacia dicha unidad penitenciaria.

Banner-ep

Actualmente, Máximo Thomsen (20), Ciro Pertossi (19), Blas Cinalli (18), Enzo Comelli (19), Ayrton Viollaz (20), Luciano Pertossi (18), Matías Benicelli (20) y Lucas Pertossi (20) se encuentran con prisión preventiva como coautores del "homicidio doblemente calificado por alevosía y por el concurso premeditado de dos o más personas" de Báez Sosa y están detenidos en el mismo pabellón, aunque en distintas celdas con capacidad para dos personas. Transitan la cuarentena social, preventiva y obligatoria por la pandemia del COVID-19 tras las rejas y absolutamente aislados, sin posibilidad de recibir visita alguna.

Experto en la materia, el periodista especializado en policiales Mauro Szeta conversó con Pronto sobre el estado actual de la causa. “La gente cree que por el tema del coronavirus se suspendió todo pero no: la causa sigue avanzando y la diferencia es que con la cuarentena, una audiencia que se tenía que hacer en Dolores el pasado 19 de marzo y en la que incluso podían estar presentes los acusados, se hizo de otra forma porque no se pudo hacer con las personas en presencia física. En este proceso penal cada parte, tanto Fernando Burlando por el lado de la familia Báez Sosa como Hugo Tomei por la defensa de los rugbiers, tenía que hacer una especie de alegato ante la Cámara Penal de Dolores, compuesta por tres jueces. Ahí las partes argumentan y el fiscal general explica por qué a su criterio los rugbiers tienen que seguir detenidos y por qué a su criterio tienen que estar procesados por homicidio calificado por alevosía y premeditación. En esa instancia, el fiscal general lo que hace es rechazar la recusación de la fiscal Verónica Zamboni de la causa y dice que no hay lugar para apartar a la fiscal porque para él actuó de forma objetiva. La defensa argumentaba que la fiscal no había sido objetiva y que el hecho de que Zamboni se haya trasladado para visitar a los papás de Fernando era un acto de poca imparcialidad pero el fiscal general defendió la actuación de la fiscal. Todo esto se iba a hacer en Dolores en una misma jornada y cada parte tenía 15 minutos por reloj para hacer su planteo. Los acusados no estaban obligados a ir y como todo esto no se pudo concretar por el coronavirus, se hizo todo por escrito. El fiscal general ya hizo su planteo con lo que te acabo de contar, defendiendo la actuación de la fiscal y pidiendo que sigan presos, y Burlando hizo lo mismo: bancó la posición de la fiscalía y pidió que sigan presos por el homicidio con alevosía y premeditación, además de que se rechacen las nulidades", explicó el periodista.

Fernando-Báez-Sosa-2

El crimen de Fernando sucedido el 18 de enero de este año causó una gran conmoción en todo el país, y atrajo la atención del público durante semanas. La pandemia del coronavirus comprensiblemente le quitó espacio en los medios pero mucha gente se pregunta cómo sigue la causa por temor a que este contexto genere algún tipo de fleixibilidad en las condiciones de detención de los imputados o en el avance del caso.

Szeta continúa explicando que "una vez que la Cámara Penal de Dolores tenga todos esos escritos en su poder, los tres jueces –que no se juntarán en una oficina sino que lo harán vía telefónica o por medio de videollamada-, harán una suerte de deliberación y tendrán que resolver por escrito. La pandemia del COVID-19 no los apura en los plazos pero es inminente que tomen una decisión y la comuniquen a las partes. En este punto hay varios escenarios posibles: puede ser que los jueces digan que sigan todos presos con la misma calificación legal; o que digan que tiene razón la defensa y que se aparte a la fiscal; o que digan que la fiscal siga en su cargo pero que se rechacen algunas nulidades y otras sean aceptadas; es muy amplio. Pero la cuestión de fondo y lo que le interesa a la gente es que ahí los jueces van a decidir si corresponde que sigan con prisión preventiva por el delito que piden la fiscalía y la querella. Otro escenario posible es que los jueces digan: ´No, esto que estamos evaluando no es un homicidio calificado por alevosía y premeditación sino un homicidio simple´, y si le cambian la calificación le va a jugar a favor a la defensa y puede pedir una pena en expectativa más baja e incluso solicitar la prisión domiciliaria o la excarcelación”.

image5e6a3f1c6bb24

Y enfatiza la idea con la que comenzó el relato: “La causa sigue avanzando y no se paró por el coronavirus. La pandemia no paró la causa de Fernando Báez Sosa y de hecho se está por resolver la situación de los rugbiers. Lo que sí se van a postergar son las pericias psicológicas y psiquiátricas, que estaban previstas para el 12 de abril y se tendrán que posponer en caso de que se extienda la cuarentena. Los ocho detenidos están en la Alcaidía Número 3 de La Plata, donde comparten el pabellón con otros 70 detenidos más. Están de a dos en distintas celdas y ahora están suspendidas las visitas por el coronavirus así que están completamente aislados. Recién ahora se está empezando a instrumentar que los presos puedan ver a su familia a través de videollamadas pero el sistema acaba de empezar por otras 18 cárceles y no por la de ellos”.

Mauro Szeta y el asesinato de Fernando Baez Sosa: "A pesar de la cuarentena, la causa sigue avanzando"