Un Club de Rugby marplatense modificó su reglamento para evitar la violencia dentro y fuera de la cancha

A PARTIR DEL CRIMEN DE FERNANDO

Un Club de Rugby marplatense modificó su reglamento para evitar la violencia dentro y fuera de la cancha

Un Club de Rugby marplatense modificó su reglamento para evitar la violencia dentro y fuera de la cancha
El Biguá Rugby Club de Mar del Plata decidió sumar algunas normas puntuales para promover "los valores y buenas costumbres" del deporte. 

El crimen de Fernando Báez Sosa a mano de un grupo de rugbiers provocó una gran conmoción en la sociedad y logró que muchas instituciones dedicadas a este deporte revisaran los valores que se promovían desde su interior. Aunque algunos se mostraron más reacios a la hora de adjudicarse alguna responsabilidad, otros sintieron que se debía hacer un 'mea culpa' y promover el cambio.

En ese último grupo se encuentra el Biguá Rugby Club de Mar del Plata que, a partir de lo sucedido en Villa Gesell, decidió retocar su reglamento e incorporar nuevos ítems para desalentar el espíritu violento entre sus jugadores.  Entre otras cosas, se prohibió la ingesta de alcohol en el tercer tiempo, se desterraron las prácticas de 'bautismo' tan características de este deporte, se propusieron espacios de debate para abordar el tema de la violencia y se advirtió la actuación del tribunal de disciplina ante cualquier acción indebida de parte de los jugadores, tanto fuera como dentro de las canchas.

 comunicado

Un Club de Rugby marplatense modificó su reglamento para evitar la violencia dentro y fuera de la cancha