SE QUEBRÓ

La palabra de Leopoldo Luque, el doctor de Maradona: "Diego me echó un montón de veces de la casa"

La palabra de Leopoldo Luque, el doctor de Maradona: "Diego me echó un montón de veces de la casa"
El médico habló muy conmovido luego de que allanaran su hogar y su consultorio para comprobar si hubo negligencia en su trabajo con Diego.

El doctor Leopoldo Luque habló ante la prensa después de que allanaran su casa y suconsultorio por pedido de la fiscalía de San Isidro. Averiguarán si hubo negligencia o no en su tarea con Diego Maradona investigando su historia clínica, los registros de atenciones que hizo y sus dispositivos electrónicos.

"Sé lo que hice, cómo lo hice. Estoy a disposición de la Justicia. Tengo todo para mostrar que estoy seguro que hice lo mejor con Diego", expresó el médico, que estuvo en el entierro del diez por pedido de las hermanas de Diego. "Lo acompañé hasta el último segundo. Que se diga que no estuve con él no lo puedo creer. Vi gente que no había visto en su vida", continuó.

 

En su conferencia, Luque resaltó que el único trabajo por el que se hace responsable es la operación del hematoma subdural que lideró en la clínica Olivos y que Diego era un paciente que podía decidir y era muy complicado, incluso legalmente, retenerlo en una clínica.

"Diego odiaba a los médicos. Conmigo era diferente porque era genuino, era mi amigo. Como él tenía problemas de antes de conocerme, necesitaba ayuda. Él decide. No es insano, puede decidir. Si se lo invade se debe judicializar, para eso se necesita un criterio médico, psiquiátrico. No puedo agarrar y decir él no puede decidir. Es un paciente de alta. Fueron sugerencias, no puedo agarrar y obligar a un paciente a internarlo en un manicomio", explicó.

También se refirió a la supuesta pelea que habría mantenido con Diego el 19 de noviembre: "Me dijo que me vaya y me corrió. Me echó un montón de veces de su casa. Me echaba y después me llamaba. Era la relación de un padre y un hijo. Hacía sugerencias que él aceptaba o no. Si no estaba al lado Diego no se sacaba una muela. Que hablen las estupideces que están hablando no hace más que dañar su memoria".

"Lo que hice es de más, no de menos. No era el doctor Luque, era toda una contención. Todos se iban, es muy fácil hablar de la vereda de en frente. Lo podría haber hecho y este quilombo se evitaba. Yo lo quería. No ordeno sobre el equipo de salud mental que está detrás de esto. Dijeron 'A Luque lo necesitamos porque es el único modo de llegarle a Diego", siguió.

Respecto al presunto apuro por la externación de Diego, el doctor se defendió diciendo que fue él quien lo llevó a la clínica: "Soy médico, no soy un policía, no soy un juez. El tenía que convencerse de mejorar. Cuando se cree que hay un riesgo inminente de muerte se hace algo, pero el riesgo de él no era un ataque cardíaco". También comentó que hubo varias reuniones entre familiares de Maradona y profesionales que lo cuidaban y trataban para saber qué era lo mejor para él.

"Mi función era poder hacerle entender algo a Diego. Nada se podía hacer contra la voluntad de Diego. No había criterio para llevárselo a un neuropsiquiátrico y trasladarlo a un centro de rehabilitación requería la voluntad de Diego, lo que era imposible", dijo.

"Acá no hay decisiones. Hay criterios médicos. No hubo un error médico de parte de nadie, se pierde el foco. Es lo más común del mundo que un paciente como él muera así. Se hacía todo lo posible para disminuir la chance de ese evento, no bloquearlo. La clínica nos recibe, lo operamos y está en condiciones de alta. Extendí todo lo que pude la internación y lo que logramos es tratar de persuadir para meterle gente. La excusa era decirle que era por la cabeza, aunque la cabeza estaba bien", siguió.

Cuando le preguntaron si se reprocha algo, el médico se quebró y reflexionó mientras hablaba: "Pienso muchas veces y me gustaría que esté acá. El quería una vida que era mala. Trataba de acompañarlo, lo saqué a pelotear. Lo quería traer a mi casa, no quiso. Millones de cosas. Era la vida de él, extrañaba muchos a los papás. Le cambiamos la vida a lo último y se fue. En un momento me dijo 'hasta dónde querés llegar'. Estoy orgulloso de todo lo que hice por Diego y su familia. Viste que dicen que alguna cabeza debe rodar, no sé por qué, yo con Diego hice lo mejor".

La palabra de Leopoldo Luque, el doctor de Maradona: "Diego me echó un montón de veces de la casa"