La pelea por Kiki: la Justicia autorizó que un nene vuelva a vivir con la pareja que lo cuidó casi dos años

FALLO INÉDITO

La pelea por Kiki: la Justicia autorizó que un nene vuelva a vivir con la pareja que lo cuidó casi dos años

La pelea por Kiki: la Justicia autorizó que un nene vuelva a vivir con la pareja que lo cuidó casi dos años

Con críticas incluídas para la Subsecretaría de los Derechos de la Niñez de la provincia de Santa Fe, un fallo de la Justicia 'devolvió' a un nene de tres años a la pareja que lo cuidaba desde hacía casi dos años.

Un fallo distinto y cargado de críticas dio la Sala Segunda de la Cámara de Apelación en lo Civil y Comercial, que resolvió restituir a "Kiki", un nene de tres años, a la familia de Sergio Gigliotti y Cristina Morla, quienes lo tenían bajo su cuidado como familia solidaria desde hace un año y nueve meses.

El fallo, que se conoció este martes, resultó favorable al pedido de apelación de la familia, que había sido rechazado en primera instancia, y le permitió a la familia que les restituyeran la tenencia de Kiki tras casi seis meses de lucha. “A riesgo de reiterar verdades simples u obvias el caso pone plenamente en juego el mandato convencional y legal de dar primacía al interés superior del niño, directiva que se torna particularmente exigente cuando se trata de niños que están en su primera infancia, un período esencial para la realización de los derechos del niño pues allí se sientan las bases de su salud física y mental, de su seguridad emocional y de su identidad cultural”, indica el fallo que lleva la firma de los doctores Eduardo Sodero, Luciano Pagliano y Armando Drago.

En enero, el caso de Kiki tuvo repercusión nacional ya que hizo pública una problemática que, lamentablemente, se repite en todo el país: los plazos de guarda provisoria se vencen pero el menor permanece con la familia solidaria. La pareja de Gigliotti y Morla reclamó que al prolongarse el período en el que cuidaron al niño (la ley estipula 6 meses) se formaron fuertes lazos afectivos y por eso pidieron que se les habilite la posibilidad de adoptar al niño.

El día que tuvieron que entregar a Kiki hubo una marcha de apoyo a los padres solidarios y luego continuaron juntando firmas por la región y por todo el país. “No se dan cuenta de que con esta decisión se va en contra del nene y no de nosotros los adultos, porque hace ya dos años que el Estado mira para otro lado y lo abandonó”, dijo Cristina Morla cuando tuvo que llevar a Kiki a la Subsecretaría de la Niñez, que había resuelto que pasara a convivir con otra familia solidaria que cuidaba de un hermanito con el argumento de que lo hacían "para fortalecer los lazos".

"La subsecretaría debe poner todo el esfuerzo que esté a su alcance para respetar los tiempos de los procedimientos respectivos, lo que no ha sucedido en este caso y tampoco en otros que también llegaron a esta instancia judicial, porque está en juego, de modo primordial, los derechos humanos fundamentales de las niñas, niños o adolescentes”, destacaron los jueces.

Antes de anunciar la restitución del niño a la familia solidaria, el fallo de la Justicia criticó "los procedimientos administrativos y judiciales que conciernen la protección de los derechos humanos de niñas y niños, particularmente aquellos procesos judiciales relacionados con la adopción, la guarda y la custodia de los niñas y niños que se encuentra en su primera infancia, (...) deben ser manejados con una diligencia excepcional por parte de las autoridades”.

En diálogo con Clarín, Gigliotti no pudo ocultar su emoción. "Estamos interiorizándonos de todos estos temas legales y esperando saber cuándo nos reencontraremos con Kiki. No sé cómo agradecer el apoyo de todos los argentinos que nos dieron una mano con este tema", expresó.

La pelea por Kiki: la Justicia autorizó que un nene vuelva a vivir con la pareja que lo cuidó casi dos años