Cinco preguntas en una entrevista de trabajo que no tenés por qué responder

BUSQUEDA LABORAL

Cinco preguntas en una entrevista de trabajo que no tenés por qué responder

Cinco preguntas en una entrevista de trabajo que no tenés por qué responder

Aunque lo ideal es siempre responder a todo lo que se pregunta en una entrevista de trabajo, hay determinadas cuestiones que no tienen por qué ser indagadas y que podés optar por no contestar. 

Por más seguro de vos mismo que estés, las entrevistas de trabajo causan un poco de ansiedad o nervios. Si bien existen consejos para saber cómo llegar preparado, siempre está el temor de que pregunten por temas delicados y uno nunca sabe qué hacer. ¿Responder o negarse? Esa es la cuestión...

Recientemente los portales LifeHack y El Economista América publicaron una serie de preguntas que aseguran que es ilegal que las pregunte un reclutador durante una entrevista laboral. En algunas de esas preguntas intervienen temas que atentan contra el derecho a la protección de la intimidad, abordado por la ley 21.173. Por lo tanto, podés negarte a responderlas sin que ello afecte (al menos en la teoría) al resultado de la entrevista. 

Estas son las preguntas que no te tendrían que hacer y que podés no responder:

  1. ¿Estás casado?: Si bien muchas personas ponen esta información dentro de sus curriculums en la sección “estado civil”, tenés derecho a no contestarla. ¿Por qué? Porque podés hacer respetar tu intimidad, que incluye planes a tener familia, casarte o comprometerte. Si no querés responder, podés decir que no querés hablar de tu vida privada en un entorno profesional y laboral.
  2. ¿Cuál es tu orientación sexual?: Cada vez más los países modifican sus leyes para apoyar la diversidad. Tal es el caso de Argentina, pionera en la legalización del matrimonio igualitario, y de los Estados Unidos, que recientemente legalizó por medio de la Corte Suprema la unión entre dos personas del mismo sexo. Sin embargo, esto no implica que haya acabado la discriminación a nivel mundial. Por eso, si te sentís juzgado u ofendido con esta clase de pregunta, podés optar por no contestarla, aludiendo a que tu orientación sexual no tiene ninguna relación con tu profesionalismo, ni es un tema de conversación relacionado a lo laboral.  
  3. ¿Cuál es tu religión?: Muchas empresas optan por formular esta pregunta para tener en cuenta algunas fechas festivas relacionadas a la religión que puedan pedir los candidatos en un futuro. Pero a pesar de sus motivos, esta pregunta es muy invasiva y tienen otros modos de conocer la información (suponiendo que lo que quieren es saber las fechas). Por ejemplo preguntarte si tenés disponibilidad para trabajar desde la fecha en adelante o si hay algún día que tengan que tener en cuenta 
  4. ¿Podrías darnos tu Usuario y Contraseña de las redes sociales?: Aunque parezca absurdo, según el portal LifeHack, en 2012 hubo diversos casos de reclutadores en Estados Unidos que pedían estos datos, y si bien algunos se negaron, otros los brindaron. Tus cuentas en redes sociales son claramente personales, a menos que sean especialmente creadas para la empresa. Por eso tenés derecho a negarte a dar esa información
  5. ¿Cómo te hiciste esa cicatriz?: Si te preguntan por alguna cicatríz, marca en el cuerpo, o por tu forma de trabajar, están en problemas. Estarías enfrentándote a una situación de posible discriminación por tu apariencia. No deberían hacerte ninguna clase de preguntas respecto a tus características físicas, por eso sentite libre de ignorar la pregunta.

¿Te sirvió esta información?

Cinco preguntas en una entrevista de trabajo que no tenés por qué responder