¡UNA ATROCIDAD!

Un repositor muere entre las góndolas y lo esconden con paraguas para no cerrar el supermercado

Un repositor muere entre las góndolas y lo esconden con paraguas para no cerrar el supermercado
El hombre falleció de un paro cardíaco mientras hacía su trabajo.

La crueldad de los encargados de este supermercado en la ciudad de Recife parece no tener límites. Se trata de la cuarta zona de Brasil más afectada por el coronavirus.

Lo que sucedió fue que un repositor de 53 años, identificado como Moisés Santos, se encontraba en pleno trabajo acomodando los productos hasta que, de repente, sufrió un paro cardíaco.

sombrillas recife

Para no tener que cerrar el supermercado, los encargados decidieron tapar el cadáver con paraguas y cajas con latas de cerveza para que los clientes pudieran continuar circulando.

Pasaron casi tres horas desde que Santos murió hasta que llegaron los integrantes del Instituto Médico Legal para evaluar lo que había pasado.sombrillas recife

"Se podía ver el cadáver y entonces los clientes se fueron dando cuenta del suceso y salían del supermercado", relató Renato Barbosa, otro de los empleados del lugar. 

Por su parte, desde la empresa sostienen que se llevaron a cabo todos los protocolos necesarios tanto para preservar el cuerpo como para cuidar a los clientes.

Un repositor muere entre las góndolas y lo esconden con paraguas para no cerrar el supermercado