Cansado de los insultos racistas, un jugador de la liga de Portugal abandonó el campo de juego

VERGÜENZA

Cansado de los insultos racistas, un jugador de la liga de Portugal abandonó el campo de juego

Cansado de los insultos racistas, un jugador de la liga de Portugal abandonó el campo de juego
Moussa Marega se hartó de los gritos de la hinchada y decidió irse de la cancha pese a que sus compañeros y rivales intentaron detenerlo.

Una vez más, el racismo se apoderó de la hinchada en un partido de fútbol. Este domingo, durante un encuentro entre el Porto y el Vitoria de Guimaraes por la Primera División de Portugal, el jugador franco-maliense Moussa Marega decidió abandonar el campo de juego, cansado de los insultos y cánticos racistas por parte de los aficionados locales.

Para colmo, cuando el delantero quiso retirarse, sus compañeros y rivales intentaron detenerlo, como si no lo apoyaran en su valiente decisión. Y, peor aún, el árbitro del encuentro le sacó la tarjeta amarilla. Por su puesto, estos hechos causaron revuelo en las redes sociales.

Después del partido, Marega acudió a su cuenta de Instagram para descargarse por el mal momento vivido: "Me gustaría decir a los idiotas que vienen al campo a hacer insultos racistas...que se jodan. Y también agradezco al árbitro por no defenderme y sacarme una tarjeta amarilla porque defiendo mi color de piel. Espero no volver a encontrarlo en un partido. ¡Usted es una vergüenza!”

Cansado de los insultos racistas, un jugador de la liga de Portugal abandonó el campo de juego