Meghan Markle eligió a Givenchy para que la vista el día de su boda

LA NOVIA

Meghan Markle eligió a Givenchy para que la vista el día de su boda

Meghan Markle eligió a Givenchy para que la vista el día de su boda

Aunque se esperaba que eligiera a Ralph and Russo, la mujer del Príncipe Harry eligió a la tradicional marca fracesa para que la vista el día de su boda.

Llegó el día en el que Meghan Markle se convirtió en la esposa del Príncipe Harry y, como siempre, lo hizo con el estilo sobrio, delicado y muy femenino que la caracteriza. Aunque muchos creían que apostaría una vez más por Ralph and Russo o alguna casa de moda británica para su vestido de novia, Meghan optó por la casa de Givenchy para que le diseñaran su espectacular vestido.

La diseñadora inglesa Clare Waight Keller fue la encargada del diseño del que habla el mundo entero. Waight Keller se convirtió en la primera Directora Artística femenina en la histórica casa de moda francesa Givenchy, tras haberlo sido de grandes casas de diseño inglés como Pringle of Scotland y Chloé. Ambas se conocieron a comienzos del 2018, cuando Meghan la eligió para trabajar con ella en su atemporal y elegante estética, impecable sastrería y relajado semblante.

La diseñadora y la ahora Duquesa de Sussex trabajaron estrechamente en el diseño, un vestido que ejemplifica una elegancia atemporal de minimalismo que hace referencia a los códigos de la icónica casa de Givenchy y que muestra la artesanía experta del atelier de costura parisina, de renombre mundial fundado en 1952.

Fiel a la herencia de la casa, las líneas puras del vestido se consiguieron utilizando seis costuras meticulosamente colocadas. El enfoque del vestido fue el escote de barco abierto gráfico que enmarca los hombros con gracia y destaca la esbelta cintura esculpida de la Duquesa. Las líneas del vestido se extienden hacia la parte posterior donde el tren fluye en suaves pliegues redondos amortiguados por una enagua en triple organza de seda. Las mangas tres cuartos delgadas agregaron una nota de modernidad refinada.

Después de una extensa investigación en molinos de la tela a lo largo de Europa, la Directora Creativa de Givenchy desarrolló el vestido en un exclusivo doble cady seda. La seda cady tiene un lustre mate suave mientras que el proceso de vinculación y el color blanco puro, elegido por la Markle y Waight Keller, le dieron una modernidad fresca al vestido

Meghan también tuvo un gesto especial para todos los países del Imperio Británico. Llevó a los 53 países de la Commonwealth con ella en su viaje a través de la ceremonia a través de un velo especial que diseñó Waight Keller. con las floras distintivas de cada país en una composición floral espectacular. La familia de la Commonwealth, de la cual la Reina es la cabeza, será una parte central del trabajo oficial del príncipe Harry y la Duquesa de Sussex tras el nombramiento del príncipe como Embajador de la juventud de Commonwealth. Meghan quiso expresar su agradecimiento por la oportunidad de apoyar el trabajo de la comunidad mediante la incorporación de referencias a sus miembros en el diseño de su vestido de novia. Pasó mucho tiempo investigando la flora de cada país de la Commonwealth y con mucho cuidado fue tomado por Waight Keller para que cada flor fuera única.

El velo tuvo cinco metros de largo y estuvo hecho de tul de seda con un ribete de flores bordadas a mano en hilos de seda y organza. Cada flor fue trabajada en tres dimensiones para crear un diseño único y delicado. Los trabajadores pasaron cientos de horas de costura y tuvieron que lavarse las manos cada treinta minutos para mantener el tul intacto.

Además de la flora de la comunidad, Meghan también pidió que le bordaran sus dos flores favoritas: el Calicanto (Chimonanthus praecox), que crece en los jardines del Palacio de Kensington, frente a casa de Nottingham y la amapola de California (Eschscholzia flor de californica) el estado de nacimiento de Meghan. Estas dos flores fueron colocadas simétricamente en la parte delantera del velo, junto a cultivos de trigo bordados que simbolizan el amor y caridad.

Meghan Markle eligió a Givenchy para que la vista el día de su boda