Así fue la masacre de Flores

RECUERDO

Así fue la masacre de Flores

Así fue la masacre de Flores

La historia de Matías Bagnato vuelve a tomar valor luego de que le negaran la excarcelación al asesino de su familia. 

El infierno de Matías Bagnato parece no tener fin. Esta semana, el único sobreviviente de la masacre de Flores vivió uno de sus días más difíciles, luego de enterarse de que existía la posibilidad de que el asesino de sus padres sea extraditado a España.

El 17 de febrero de 1994, luego de una serie de amenazas, Fructuoso Álvarez González prendió fuego la casa de la familia Bagnato, donde en ese momento dormían los padres de Matías, sus dos hermanos y un amigo de la familia, en el marco de un conflicto de dinero entre las familias.

Matías, que en ese momento tenía 16 años, fue el único que pudo salvar su vida porque se despertó entre las llamas y se arrojó por una de las ventanas de la casa. 

En 1995, un año después, Álvarez fue condenado a cadena perpetua. Sin embargo, en 2004 le permitieron ser extraditado a España, su país natal, donde por un error procesal fue liberado. Volvió a Argentina, donde se encargó de acosar a Matías, llamándolo a su casa y amenzándolo, tal y como hacía antes de matar a su familia en 1994. 

Finalmente, la policía dio con su paradero y volvieron a apresarlo. Este año, su defensa pidió que se le permitiera nuevamente la extradición, pero la justicia le negó el permiso. 

Así fue la masacre de Flores