Del ghosting al birdboxing: el glosario del amor de la generación Z

CAMBIOS

Del ghosting al birdboxing: el glosario del amor de la generación Z

Del ghosting al birdboxing: el glosario del amor de la generación Z

Las redes sociales y las dating apps han creado un nuevo modo de referirse a las relaciones, que está en constante cambio. 

El tan temido “ghosting” dejó de ser el término estrella y ahora hay una nueva palabra para describir el amor. 

Instagrandstanding, ghosting, orbiting, ¿qué tienen en común estos términos? Se han forjado al calor de las redes sociales con sus heavy users como protagonistas: la generación Z.

Los nacidos entre los años 1995 y 2010 -también llamados postmillennials- no prescinden de las redes sociales para sus acercamientos amorosos, y muchas veces la actividad digital define los comportamientos y es útil conocerlos para saber con qué se está lidiando. ¿Cuáles son las nuevas palabras que usa esta generación para hablar de amor?

Los nuevos términos encuentran inspiración en fenómenos pop de carácter masivo, como es el caso de “birdboxing”, que proviene de la última película de Sandra Bullock, “Bird box”. El término alude al “encantamiento” que puede tener una persona al iniciar una relación, de tal magnitud que pareciera que tiene vendas en los ojos que le impiden ver a su match en su totalidad.

“Instagrandstanding” es otro de los nuevos términos, y hace referencia a subir fotos en lugares o con elementos que la persona sabe son importantes para el otro: una cerveza en su bar favorito, o quizás compartiendo la última canción que escuchó.

Federico Volinsky, creador de la app BlindLove que revolucionó este mercado este año, sostiene que “estas palabras son modas que difícilmente sean estables. Lo que podemos ver en todas las personas que lo utilizan -incluso en la generación Z-, es ganas de armar un vínculo que trascienda y que genere momentos espontáneos de auténtica conexión, compartir con el otro.”

“Ghosting” es otra de las palabras más famosas, y también de las más temidas. Se refiere a una cruel manera de terminar una relación, desapareciendo por completo de la misma sin dar ningún tipo de explicación. A este tipo de acción puede seguirle el “orbiting”, que se trata de, una vez cortada la comunicación, seguir teniendo cierto contacto con el otro, a través de un like o un retweet.

¿Se puede armar una relación fuera del mundo digital? Los datos dicen que el 46% de los usuarios de dating apps conoció a su actual pareja online, y parece difícil que esta tendencia se revierta. De hecho, según el creador de BlindLove, “el futuro de las dating apps va a seguir creciendo muchísimo sobre todo después de que Facebook haya anunciado el año pasado su plan de incursionar en el dating market”.

Las cifras acompañan este comportamiento: para 2020 está proyectado que el mercado crezca USD 12 billones.

Del ghosting al birdboxing: el glosario del amor de la generación Z