Fans de K-Pop intervinieron una aplicación de la policía creada para denunciar disturbios durante las manifestaciones

EN EL MEDIO DE LAS PROTESTAS

Fans de K-Pop intervinieron una aplicación de la policía creada para denunciar disturbios durante las manifestaciones

Fans de K-Pop intervinieron una aplicación de la policía creada para denunciar disturbios durante las manifestaciones
Al enterarse de que las autoridades habían creado un sistema para recibir denuncias por destrozos durante las marchas, los fanáticos de varias bandas surcoreanas inundaron la plataforma con videos de los cantantes.

Un hecho realmente insólito ocurrió este fin de semana en los Estados Unidos. En el medio de las protestas contra el racismo y el abuso policial, el departamento de policía del estado de Dallas lanzó una aplicación que le permitía a los ciudadanos enviar videos denunciando destrozos y saqueos en la zona. 

Muchos usuarios de las redes sociales se mostraron en contra de esta aplicación, que tenía como objetivo que los ciudadanos se denunciaran entre si. En ese sentido, varios grupos de fans de bandas de K-pop se propusieron desestabilizar la plataforma enviando cientos de videos de los cantantes en cuestión, conocidos popularmente como "fancams". 

En menos de un día, la aplicación tuvo que ser bajada ya que el servidor se había visto saturado. Según informó el departamento de policía, se trató de un "problema técnico", pero muchos afirman que se debió a la inusitada cantidad de videos de bandas coreanas que recibieron en un corto plazo de tiempo.

Los fanáticos del K-pop suelen aparecer constantemente en las redes sociales, especialmente en Twitter, compartiendo videos de sus ídolos de manera periódica y, en muchos casos, respondiendo a tweets que no tienen ningún tipo de relación con el pop coreano en lo absoluto.

Sin embargo, en los últimos días, decidieron solidarizarse con la muerte de George Floyd a manos de la policía de Minneapolis y dejaron de publicar sus videos para compartir contenido relacionado con las manfestaciones, pedir justicia y ayudar a quienes lo necesiten.

George Floyd, de 46 años, murió el pasado lunes en Minneapolis, en el estado de Minnesota, luego de que un policía presionase su rodilla contra su cuello durante varios minutos, hasta que perdió la consciencia y luego falleció. Un video demostró que el oficial continuó ahogándolo a pesar de los pedidos desesperados de clemencia del hombre detenido.

Desde ese lunes, Estados Unidos fue escenario de cientos de protestas a lo largo y ancho del país, en las que se reclamó por justicia por su muerte y por el fin del abuso y el racismo policial. En muchas de estas marchas hubo episodios de violencia, represión contra los manifestantes y hasta saqueos.

Fans de K-Pop intervinieron una aplicación de la policía creada para denunciar disturbios durante las manifestaciones