La historia que conmueve al mundo: se casaron y a las 13 horas, se dieron su último beso

INCREÍBLE

La historia que conmueve al mundo: se casaron y a las 13 horas, se dieron su último beso

La historia que conmueve al mundo: se casaron y a las 13 horas, se dieron su último beso

Michelle White y Scott Plumley tuvieron que organizar su boda de urgencia al recibir una devastadora noticia que cambiaría sus vidas.

Michelle White (32) y Scott Plumbey (41) se conocieron a través de un sitio de citas online y chatearon durante un tiempo hasta que se encontraron por primera vez y nunca más se separaron. Sin embargo, una noticia inesperada cambió el transcurso de su relación y ahora, conmueve a Inglaterra y el mundo. 

Meses después de ese primer encuentro, Scott se instaló en la casa de Michelle y sus dos hijos para afianzar su relación ver si la convivencia funcionaba. Y así fue: durante dos años vivieron un romance intenso, lleno de amor. Él trabajaba como electricista y ella, cuidando ancianos y pronto comenzaron a ahorrar dinero para casarse en algún momento.

Sin embargo, sus planes cambiaron cuando a fines de julio de este año, comenzó a quejarse de dolores digestivos. Cuando fue al médico, sólo le recetaron omeprazol para las úlceras estomacales pero una noche, tras regresar de su trabajo, Michelle encontró a Scott tirado en el suelo y doblado del dolor. Tras llamar a emergencias, una ambulancia lo llevó a internar urgentemente y una endoscopía reveló lo peor: su caso era más serio que una úlcera estomacal. Scott padecía de cáncer de esófago en estadio 4 y como se había detectado tarde, ya se había expandido al hígado destruyéndolo.

Los médicos le dijeron a Michelle que le quedaban pocos días de vida. "Me dijeron que no [le quedaban meses]. Que podían ser algunas semanas como máximo, quizás solo días. Que no había nada por hacer, ni quimioterapia ni nada, sólo paliativos. Fue devastador", le contó al diario Bristol Post. Entonces tomaron dos decisiones: avisarle a la familia de Scott y planificar su boda cuanto antes.

El martes pasado, mientras la familia y amigos de Scott llegaban desde todo Reino Unido para estar con él, Michelle contó su historia en el sitio de donaciones GoFundMe para juntar dinero que les permitiera tener la boda de sus sueños y por la tarde, solicitó en el registro municipal un turno para casarse el miércoles al mediodía en el hospital. "Una de mis amigas me hizo la torta y un bouquet de flores. Una vecina me hizo el peinado. Fue extraordinario como se movilizaron todos", contó Michelle.

El día de la boda, Scott se vistió con una camisa y pantalones y fue llevado en silla de ruedas y conectado a un respirador hasta una sala tranquila del hospital Southmead. A pesar de su débil estado, fuerte y claro anunció que tomaba como esposa a Michelle y así se convirtieron en marido y mujer. 

Screen Shot 2018-08-21 at 1.13.13 PM

Después de las fotos, el brindis, las risas y la gran emoción, Scott volvió a su cama, cansado. Hacia las 11 de la noche, la única que quedaba era Michelle. "Me trajeron una silla y me puse mi pijama para pasar la noche junto a él, que se estaba deteriorando rápidamente. Se sentía mal, luchaba con el oxígeno…. Pero a eso de la 1.30 de la madrugada se estabilizó. Lo senté, tomé su mano y se rió. Comenzó a decirme que lo lamentaba y que me amaba. Yo lo besé y le dijé 'estaré bien, tu puedes librarte del dolor'".

Tras un beso final, Michelle escuchó la última respiración de Scott. "Yo trabajé cuidando enfermos toda mi vida y haciendo cuidados paliativos y la de Scott fue la muerte más hermosa. Fui su esposa durante solo 13 horas pero gané una familia y amigos hermosos", finalizó Michelle, que ahora está comenzado a organizar el funeral de su esposo, en la misma semana en la que había organizado su casamiento.

La historia que conmueve al mundo: se casaron y a las 13 horas, se dieron su último beso