¿Por qué se piden caramelos en Halloween?

TRADICIÓN

¿Por qué se piden caramelos en Halloween?

¿Por qué se piden caramelos en Halloween?

El 31 de octubre es costumbre salir a pedir caramelos por las casas vecinas, ¿por qué?

La tradición de Halloween se remonta hasta mediados del siglo XIX, cuando miles de inmigrantes irlandeses llegaron a los Estados Unidos, por la gran hambruna que había en su país. Con ellos llegó la costumbre de celebrar todos los 31 de octubre el fin del verano, un festejo de origen celta, y hacerlo concordar con el Día de todos los santos. 

Pero, ¿por qué se piden caramelos ese día? Los celtas creían que el 31 de octubre el límite entre los vivos y los muertos era muy débil, por lo que los espíritus, benévolos y malévolos, podían cruzar al otro lado y ponerse en contacto con los vivos.

Muchos de estos espíritus malévolos solían visitar las casas, aterrorizando a los vecinos y preguntándoles si elegían que los molesten (trick) o pactar con ellos (treat). De ahí surgió la famosa frase anglosajona "Trick or treat", que en español se tradujo como "dulce o truco".

En este caso, el "pacto" sería entregar caramelos y el "truco", sufrir alguna burla por parte de los niños, que tienen por costumbre tirar papel higiénico o espuma de afeitar a las casas que no les entregan dulces.

¿Por qué se piden caramelos en Halloween?