Los 5 errores más comunes a la hora de depilarse en verano

CONSEJOS

Los 5 errores más comunes a la hora de depilarse en verano

Los 5 errores más comunes a la hora de depilarse en verano

Durante esta temporada, la piel está más expuesta. Muchas veces sucede que con el apuro para llegar a la playa, la pileta, o en el día a día en la ciudad al usar ropa adecuada para el calor, la depilación se transforma en un trámite que dejamos para último momento y sale mal.

A continuación, compartimos los consejos de dos especialistas en la materia, la Dra. Laura Bramati de Elizalde (médica del servicio de Cirugía Plástica del Hospital Italiano de Buenos Aires y directora del Centro Lasskin de depilación inteligente) y el Dr. Matheus Fonseca (director de la Clínica Fonseca, pionera en la Patagonia argentina en el campo de la medicina estética) sobre los errores más frecuentes en materia de depilación y cómo evitarlos.

1. Depilarse justo antes o después de exponerse al sol.

Al hacerlo antes, la piel puede quedar manchada. Si lo realizamos después, en cambio, puede haber mucha irritación, más aún si se elige la cera caliente como método. Por lo que se recomienda que la depilación se haga lo más tarde posible, así la piel podrá recuperarse en la noche, mientras dormimos.

2. Elegir protectores solares o cremas demasiado densas.

Sabemos que el uso de productos con factor de protección solar 50 o mayor resulta indiscutible, más aún en verano. Pero es preferible optar por cremas, protectores pre o  post solares que sean fluidos y ligeros, para evitar que los poros se tapen, lo que puede provocar que se encarne el pelo y otros problemas como acné ocasional.

3. Olvidar la limpieza y exfoliación previas.

La correcta limpieza y exfoliación de la piel ayudan a eliminar los restos de protector, cremas hidratantes, suciedad por polución, células muertas, etc., permitiendo que los poros respiren, facilitando la extracción del vello y evitando la foliculitis, sobre todo en zonas delicadas como el área del bikini.

4. Depilarse con maquinita “en seco”.

La clásica rasuradora cobra protagonismo por ser el método más rápido. Pero por más apuro que exista, no debemos olvidar que la piel debe estar preparada, nunca rasurar en seco, usar siempre algún producto como geles (son más refrescantes), jabón de PH neutro y cremas o lociones que no contengan alcohol para evitar la irritación.

5. Una mala opción para el cuidado posterior.

Al finalizar la depilación las cremas, geles o lociones deben ser calmantes e hidratantes, pero no tienen que contener alcohol ni perfumes que irriten o pueden provocar mayor pigmentación por la alta exposición al sol que se tiene en estos meses.

Los 5 errores más comunes a la hora de depilarse en verano