Foto: Shutterstock
Foto: Shutterstock

TIPS PARA QUE NO SE ROMPAN

¡Cuidá tus uñas en verano!

¡Cuidá tus uñas en verano!

El calor, el agua salada, la arena, el viento caliente... todo eso junto es una combinación fatal para las uñas si no se tienen los cuidados apropiados. ¡Seguí estos fáciles tips y tené uñas divinas todo el año!

El verano y las vacaciones ayudan a descansar pero pueden tener efectos negativos en las manos. Al estar en el exterior frente a altas temperaturas y bajo los rayos del sol (sin contar si estamos en la playa con la arena y el mar), las manos tienden a resecarse y eso afecta las uñas, que se debilitan, escaman y parten. ¿Se puede hacer algo para prevenir esto? Por supuesto que sí:

  • Hidratá: Después de lavarte las manos, aplícate crema siempre. Evitás que la piel se reseque y preparas la piel para los meses con temperaturas más extremas.
  • Limá: Usa la tijerita o el alicate sólo cuando ya las tengas realmente muy largas. Cuando no, límalas para conseguir el largo deseado. Con esto prevenís que las uñas se rompan o descamen más adelante.
  • Prepará: Es muy importante usar base coat antes de aplicar el esmalte. Si te salteás este paso, las uñas terminan amarillas, secas y sin vida. Ojo: no hablamos del brillo que va arriba, sino específicamente de un esmalte 'base' que hace que la uña quede más 'lisa' y, además, contiene ingredientes que nutren la uña como aloe vera, vitamina E y calcio.
  • Cuidá: No cortes tus propias cutículas, esto puede provocar una desagradable infección. Mejor usa aceite o crema para cutícula y con cuidado empujala hacia atrás con un palito de naranjo.
  • Consentí: De vez en cuando, untá vaselina en tus manos, y date un masaje circular por dos minutos. Después ponete unos guantes, de esos viejitos para el frío, y dejalos durante toda la noche. Este sencillo tratamiento hidratará tus manos y uñas dejándolas súper suaves.

¡Cuidá tus uñas en verano!