¿Cómo hacer bronceador casero y natural con zanahoria, aceite y miel?

MANOS A LA OBRA

¿Cómo hacer bronceador casero y natural con zanahoria, aceite y miel?

¿Cómo hacer bronceador casero y natural con zanahoria, aceite y miel?

Llegó el verano con todo y queremos estar bien bronceadas. Como a algunas personas les cuesta más tomar color, les traemos esta receta ideal para conseguirlo. 

El sol o la cama solar no son los únicos métodos para broncear la piel. Además de algunos autobronceantes, existen recetas caseras y naturales que podemos hacer en casa para que nuestra piel tome color de una forma súper natural y sin que se lastime. 

La zanahoria es el alimento más efectivo para potenciar el bronceado y lograr que la piel luzca un tono dorado muy bonito y estético. Se trata de un vegetal muy rico en betacarotenos, que estimula la pigmentación de la piel haciendo que esta se broncee con más rapidez. Además, posee componentes antioxidantes que ayudan a proteger la piel frente a los efectos nocivos de los rayos ultravioleta.

Existen muchas formas de hacer bronceadores a base de zanahorias pero ninguno tan efectivo como estos dos:

Bronceador de zanahoria y aceite de coco: lava 4 zanahorias y sin pelarlas, cortalas a rodajas e introducilas en la licuadora. Agregá unas 10 gotas de aceite de coco y procesá ambos ingredientes hasta que se integren por completo.

Bronceador de zanahoria, aceite de oliva y miel: al añadir estos dos últimos productos, la loción tendrá además un efecto hidratante. Cortá 3 zanahorias en rodajas, metelas en la licuadora, añadí 3 cucharadas de aceite de oliva y 1 cucharada de miel. Procesá hasta conseguir una mezcla uniforme y homogénea.

Para mantener intactas las propiedades de los bronceadores, es preferible que los guardes en botellitas de vidrio oscuro y los conserves en la heladera o en un lugar seco y libre de humedad.

¿Cómo usar estos bronceadores caseros?

Cuando ya tengas tu autobronceador listo, es importante seguir algunos pasos para proteger a la piel de los rayos UV:

  • No uses estos bronceadores de manera aislada. Primero, 30 minutos antes de exponerte al sol protegé tu piel con una buena crema solar con un factor de protección elevado (mínimo FPS 30).
  • No te expongas al sol durante mucho tiempo con estas lociones, ya que los rayos UV podrían dañar la piel en exceso.
  • Evitá aplicar el autobronceante en zonas delicadas y sensibles como el rostro. En esos casos siempre es recomendable utilizar una crema solar específica para proteger la piel de la cara del sol.
  • Tratá de usar estos autobronceantes para las primeras horas de sol (8 a 10:30 aprox.) y evitalos en los momentos en donde el sol está más fuerte (a partir de las 11 aprox).

¿Cómo hacer bronceador casero y natural con zanahoria, aceite y miel?