LAYERING, la tendencia del street style que llegó a las pasarelas

ALERTA TENDENCIA

LAYERING, la tendencia del street style que llegó a las pasarelas

LAYERING, la tendencia del street style que llegó a las pasarelas

Lo que comenzó siendo una práctica de las fashionistas de las ciudades terminó convirtiéndose en una moda que hasta casas grandes como Balenciaga adoptaron. Sus estilos y sus claves, en esta nota.

Hay una moda que comenzó en el street style y siguió en las pasarelas y no al revés, como suele ocurrir. Se trata nada menos que del "Layering", una tendencia que por fin se pone en sintonía con las temperaturas de la calle, porque está basada en la superposición de ropa y abrigo, para generar no sólo calor sino también un efecto visual favorecedor para la figura y para la percepción.

El uso del Layering tiene una delgada línea entre lo 'cool' y lo 'vulgar', entre la combinación canchera y el amontonamiento de ropa. La idea no es que parezca que uno se puso todo encima, sino que lo que se puso tiene un propósito. 

Existen distintos tipos de Layerings, cada uno con un objetivo y con sus reglas:

  • MONOCOLOR: la idea es jugar con los matices y las texturas dentro de una gama de colores. Lo mejor es que sean tonos neutros para minimizar el riesgo de error. Los azules marinos, grises y beiges son los mejores.
  • ESTILOS: es el tipo de layering más difícil de manejar pero el que resulta más exótico ante los ojos. Encontrar el balance perfecto entre la osadía y la coherencia es vital para conseguirlo y eso se logra a través de la prueba y el error. Lo mejor es que los estilos sean decididamente urbanos: los vaqueros, grunge y deportivos son los que mejor quedan.
  • VOLÚMENES: Color e inspiración pasan a un disctreto segundo plano porque lo que importa con este estilo de Layering es la silueta. El oversize contrasta con las prendas ceñidas, generando un juego óptico muy interesante. ¿Lo mejor? Tener un cinturón bonito para crear distintos niveles de profundidad.
  • TEXTURAS: Este tipo de Layering tiene como objetivo combatir contra el frío y por eso, mezcla texturas como el pelo, algodón, lana, piel y terciopelo. Los colores, por tanto, se mueven dentro de una gama concreta porque la idea es despertar el sentido del tacto, no de la vista.
  • COLORES: Con un tono neutro como base, en este tipo de Layering lo que importan son los accesorios, con complementos y prendas que tienen que ser de tonos inesperados, jugados, atrevidos. Acá lo que vale es el instinto y animarse a probar combinaciones atrevidas. 

LAYERING, la tendencia del street style que llegó a las pasarelas