Foto: /Shutterstock.com
Foto: /Shutterstock.com

PRESTÁ ATENCIÓN

¿Qué le pasa a la piel si nos vamos a dormir maquilladas?

¿Qué le pasa a la piel si nos vamos a dormir maquilladas?

Los expertos siempre alertan sobre la importancia de usar productos de calidad pero también, de limpiar bien la piel después de su uso. ¿Por qué es necesario? Te explicamos.

Aunque no le demos tanta importancia y alguna que otra vez la pasemos por alto, sacarse el maquillaje es una de las partes más importantes de la rutina de belleza porque tiene un impacto directo sobre la epidermis.

De todos los productos que ponemos en la piel, la base, el rouge y la máscara para pestañas son las más importantes de quitar porque pueden acarrear complicaciones para el rostro que van desde un desbalance del pH de la piel hasta complicaciones como la conjuntivitis.

¿Qué pasa si nos vamos a dormir con...

  • la Base?: actúa como una máscara asfixiante que favorece la aparición de arrugas. Aunque durante el día la piel forma una barrera contra las agresiones, cosa que le permite tolerar bien una base de maquillaje, durante la noche las células se regeneran y si la cara no está bien limpia, las células muertas acumuladas durante la jornada quedan encerradas en la base, impidiendo su regeneración. Además, la falta de oxígeno hace que la piel se vuelva un terreno propicio para las bacterias nocivas y como consecuencia, los poros se dilatan y se obstruyen, el colágeno se degrada, las arrugas se instalan más fácilmente y pueden aparecer granitos. 
  • la Máscara de pestañas?: Dejársela puesta a la noche es asumir un riesgo más grande de lo que parece. Atrapadas en el producto, las pestañas no reciben los beneficios del sebo natural que se deposita para revitalizarlas y nutrirlas durante el sueño y eso hace que las pestañas se sequen y se caigan más rápidamente. En los casos más extremos, los residuos de las máscaras pueden alojarse en el párpado y causar irritación de la córnea, conjuntivitis o infecciones severas. 
  • el Labial?: Dormir con el labial puesto puede resecar y llenar de grietas los labios, provocando la aparición de las famosas 'pielcitas' y haciendo que se cortajeen, lo cual no sólo es antiestético sino también ¡muy doloroso!

Si sabemos que no vamos a poder desmaquillarnos, lo ideal es optar por maquillajes más suaves: una máscara con fórmula suave para ojos sensibles, un primer de ojos para proteger a las pestañas contra la deshidratación, una base hidratante tipo BB Cream para piel sensible, labiales hidratantes (tipo bálsamo) y, sobre todo, hidratar bien la piel y los labios antes de aplicar el maquillaje.

El paso a paso para blindar la piel del rostro contra los efectos del maquillaje es:

  1. Limpiar bien la piel tanto a la noche como a la mañana.
  2. Aplicar un tónico que balancee el pH de la piel.
  3. Aplicar crema de contorno de ojos.
  4. Aplicar crema hidratante en el rostro.
  5. Si la base que tenemos no tiene FPS, aplicar un poco de protector solar.
  6. Aplicar primer (ideal que no tenga silicona).

¿Qué le pasa a la piel si nos vamos a dormir maquilladas?