El patovica que sacó a los rugbiers del boliche se quebró en vivo:

ANGUSTIA

El patovica que sacó a los rugbiers del boliche se quebró en vivo: "No tienen dignidad"

El patovica que sacó a los rugbiers del boliche se quebró en vivo: "No tienen dignidad"
Cristian visitó Crónicas de la tarde y contó el minuto a minuto de lo que sucedió esa noche. 

A diez días del asesinato de Fernando Báez Sosa a manos de un grupo de rugbiers en Villa Gesell, el patovica de que sacó a los jóvenes de Zárate del boliche Le Brique visitó Crónicas de la tarde para hablar del tema.

"Alrededor de las 4.30 de la mañana vimos que había una situación de pelea en el pogo, y apuntamos con los punteros láser para que se calmen. Pero cuando uno de mis compañeros se acercó, yo dejé mi lugar porque me di cuenta de que había un conflicto. Al primero que se sacó fue a Fernando, por la puerta principal, se lo separó del conflicto", comenzó.

"Los pibes eran muy agresivos, estaban descontrolados. No era una pelea de pibes normales. Se notaba que sabían algún arte marcial o algo así por la velocidad que tenían para eso", agregó. 

Mientras hablaba Fernando Burlando, quien también estaba en vivo desde un móvil, Mónica Gutierrez advirtió que Cristian se había quebrado. "Perdón, pero me da mucha bronca porque son unos cagones. Eso no se hace, no tienen dignidad. No sé dónde estaban los padres de esos chicos, pero se ve que en algún momento no estuvieron. Hoy Fernando no está y una mamá tuvo que enterrar a su hijo y tirarle tierra por última vez. Me pone mal y soy el único de los seguridad que tiene los huevos de salir a pedir Justicia por Fernando. No es un pibe más que fue a un boliche, es un argentino que hoy no está, es un chico que no se pudo despedir de la mamá, del papá, es un primo que hoy no está", expresó el empleado del boliche. 

"Me da bronca, sentí impotencia en ese momento porque tendría que haberme quedado afuera. Pasaron ocho días y nadie me entiende. Decían que la seguridad fue cómplice y no es así. Perdón, me tengo que controlar. Les pido que hablen", expresó entre lágrimas. 

Cristian contó que a su primo lo mataron en una circunstancia similar: "Mi primo Gustavo, que en paz descanse, era seguridad en un campo de Chaco. Lo agarró un grupo de pibes y terminó en un aljibe. La Policía no lo encontraba. Cuando lo encontraron, estaba desfigurado por el agua"

El patovica que sacó a los rugbiers del boliche se quebró en vivo: "No tienen dignidad"