Una joven de 23 años hizo sonar su cuello y terminó con un derrame cerebral

TERRIBLE

Una joven de 23 años hizo sonar su cuello y terminó con un derrame cerebral

Una joven de 23 años hizo sonar su cuello y terminó con un derrame cerebral

Se le rompió una arteria de la columna vertebral y se le paralizó la mitad del cuerpo. 

Millones de personas de todo el mundo tienen el hábito de hacer sonar distintas partes de su cuerpo para estirarse, como el cuello o los dedos. En Londres, Natalia Kunicki, una joven australiana de 23 años, hizo sonar su cuello mientras estaba con una amiga viendo televisión y minutos más tarde descubrió que la mitad de su cuerpo se había paralizado.

La joven paramédica intentó levantarse del sillón donde se encontraba y se dio cuenta de que no podía mover una de sus piernas. Su amiga llamó a emergencias y la llevaron al hospital, donde fue operada de urgencia al descubrir que una arteria de su columna vertebral se había roto. 

"Cuando el doctor me dijo que había tenido un derrame cerebral, estaba en shock. Más tarde, los médicos me dijeron que solo el estiramiento de mi cuello había provocado la ruptura de mi arteria vertebral. Fue espontáneo y hay una posibilidad en un millón de que suceda", le contó Kunicki al diario Mirror. 

La joven se encuentra fuera de peligro, pero realiza un tratamiento para recuperar su movilidad. 

Una joven de 23 años hizo sonar su cuello y terminó con un derrame cerebral