El álbum de fotos privado (¡e inédito!) de Connie Ansaldi antes de ser famosa

ABRIÓ EL BAÚL DE LOS RECUERDOS

El álbum de fotos privado (¡e inédito!) de Connie Ansaldi antes de ser famosa

El álbum de fotos privado (¡e inédito!) de Connie Ansaldi antes de ser famosa
La multifacética publicista, panelista e instagramer, actualmente dedicada a la consultoría y la estrategia digital, compartió los momentos más importantes de su vida con Pronto. Galería de fotos e historias imperdibles.

Hija mayor de un matrimonio compuesto por una italiana con ascendencia polaca y un argentino con ascendencia sirio libanesa, Constanza Ansaldi (46) nació el 20 de diciembre de 1973 a las 3.05 de la mañana en el sanatorio Anchorena, "De bebé tenía rulos y el pelo cortito, ¡parecía un varón! Encima mis papás no me quisieron poner aritos porque les parecía muy violento pinchar a una beba, así que recién a los 12 años tuve que ir a hacerme el agujerito por mi propia cuenta. Encima como nunca me vestían de rosa, la gente les decía: ´¡Qué lindo el nene!´", relata Connie a Pronto.

La familia Ansaldi vivía en una casa de la calle Bucarelli, en Villa Urquiza. En ese barrio Connie pudo andar libremente en bicicleta, jugar al ring raje con sus vecinos y tirar bolillas de los árboles con una gomera. No obstante, de chica también amaba pasar horas y horas frente a la tele mirando series como La familia Ingalls, La mujer biónica, El hombre nuclear Los ángeles de Charlie. Y se moría de risa con las ocurrencias de Carlitos Balá, Coquito y Piluso Carozo y Narizota.

Pero todo se complicó cuando sus padres, Ricardo y Ana, comenzaron a darle hermanitos. Así fueron llegando a la casa Silvana (43), Juan (42), Javier (41) y Evelyn (34).. Connie, obvio, se tomó revancha. "¡No sabés lo tirana que fui! Ahora nos adoramos pero de chiquitos no fuimos para nada compinches con mis hermanos. Yo era la que mandaba a todos: formé un club y el que no me obedecía, quedaba olímpicamente echado. Mis hermanos fueron como mis esclavos hasta que crecieron, me pegaron tres piñas y me dejaron tirada llorando", recuerda.

Arriba: Connie y sus cuatro hermanos: Silvana, Juan, Javier y Evelyn. Abajo, una foto de 2007 de los 5 hermanos con su papá, Ricardo.

Respecto a su infancia, Ansaldi cuenta: "Siempre fui de llamar la atención. A los 10 meses ya hablaba de corrido y cuando tenía 6 años me hice ver en el Teatro San Martín porque mi mamá me había llevado a ver El circo criollo la sala estaba llena de chicos que no paraban de hacer bullicio y yo me paré sobre la butaca y arranqué con: ¨La lechuza, la lechuza, hace shhh, hace shhh...´. ¡Todos se callaron y así pudo comenzar el espectáculo!", rememora..

Arriba: una imagen de Connie en 3° grado. Abajo: en 1984, cursaba 5° grado y se animó a participar de un desfile en el colegio.

Como su papá era empresario, la mamá tuvo que dejar de trabajar como contadora pública y quedarse en la casa para criar a los 5 hijos. "Para ese entonces, ya vivíamos en Belgrano, en donde cursé en el Washington School y fui compañera de curso de Valeria Liberman, la ex mujer de Cristian Castro. Nunca me llevé ninguna materia pero como alumna era de las que zafaban. Los profesores me decían: ´Ay, Ansaldi, si usted estudiara un poco... Siempre está ahí, raspando´, cuanta la ex panelista de Cortá por Lozano.

Arriba: Connie como escolta de la Bandera Nacional, en un acto del colegio Washington School, de Belgrano. Abajo: En una competencia de atletismo, Ansaldi salió tercera y la que está en el segundo puesto es Valeria Liberman, ex de Cristian Castro y compañera de curso de Connie.

Cuando terminó el secundario, y ya con el título de Bachiller Bilingüe bajo el brazo, hizo un año de Relaciones Públicas en la UADE y otro de Publicidad pero dejó porque a los 20 ya estaba trabajando como ejecutiva de cuentas en la agencia de publicidad Capurro y Asociados, viajaba por el mundo y tenía su propia plata, lo cual le daba mucha independencia. Por esa época, reconoce que era la reina de la noche. "Iba a bailar a Tequila de lunes a lunes y no paraba nunca", se sincera.

Arriba: Connie en su cumple de 18, con su hermanita más chica.El detalle: las medias amarillas. "¡Un desastre el look, pero era la moda!", se ríe.

A los 22 años, sufrió un golpe muy duro, que marcaría su vida para siempre: el fallecimiento de su mamá. "Era un bocho mi mamá: contadora, administradora de empresas, profesora de alemán, le faltaron siete materias para recibirse de psicóloga y los últimos años se dedicó a la escultura.Lamentablemente, no me llegó a ver trabajando en la tele pero supongo que le hubiese encantado porque ella quería que sus hijos fuesen felices", cuenta, emocionada.

Arriba: Foto que compartió Connie en sus redes sociales en octubre pasado, por el Día de la Madre. "No hay ni un día en el que no recuerde a mi mamá. Antes o después, todos somos estela. Y si tenemos la fortuna de dejar rastro ignífugo, nuestro tiempo valió la pena. Como el de ella, Ana. Feliz día a todas, a nosotras y a las que fueron mamás", escribió.

A su comienzo en la televisión con Andrea Frigerio en Viva la diferencia, le siguieron Paf, Fugitivos e Intrusos, con Jorge Rial  y su equipo entre 2003 y 2006. Luego le llegaría la oportunidad de conducir Top Ten, también por América, y de 2010 a 2016 fue panelista de Este es el show, por El Trece. En 2017, saltó a la pantalla de Telefe para trabajar en Cortá por Lozano y Morfi, hasta que al año siguiente decidió renunciar para buscar nuevos rumbos. Actualmente, se dedica a la consultoría y la estrategia digital. Como notera de Fugitivos, el ciclo que condujo Matías Martin, conoció a Willy Van Broock y en 2002 se casaron con una súper fiesta en el hotel Marriot Plaza. En febrero de 2006 fueron padres de Vincent (13) y si bien se separaron, mantienen un buen vínculo por su hijo.

Arriba: Connie entrando a la fiesta de su casamiento con Willy Van Broock. Abajo: En Punta del Este, el por entonces matrimonio esperaba la llegada de su primer y único hijo: Vincent.

Arriba: Una embarazadísima Connie, en la recta final de la gestación de Vincent. Abajo: una foto actual con su hijo, ya adolescente.

Entre sus personas favoritas está su "Abuli", tal como ella apoda a su abuela materna, quien acaba de cumplir 97 años y es polaca, sobreviviente del Holocausto.La mujer estuvo tres años escondida en un pozo bajo tierra para que no la maten y otros dos en el ghetto, sin bañarse y casi sin comida. Un ejemplo y una referente su nieta famosa y quienes la siguen en las redes sociales de Connie.

Por Nico Peralta

El álbum de fotos privado (¡e inédito!) de Connie Ansaldi antes de ser famosa