31 de marzo: día de la prevención del cáncer de colon

SALUD

31 de marzo: día de la prevención del cáncer de colon

31 de marzo: día de la prevención del cáncer de colon
El CCR es un tumor maligno que aparece en la última parte del intestino.

El cáncer de colon y el cáncer de recto son similares en cuanto a su origen, desarrollo y contexto biológico. Es una enfermedad de progresión lenta, y además, en un 80% a 90% de los casos presenta una lesión precursora o pólipo. Por eso, su prevención o detección a tiempo es posible, evitando el desarrollo de la enfermedad.
En efecto, alrededor del 90% de los cánceres colorrectales son “adenocarcinomas”, porque comienzan con un adenoma o pólipo que se produce en la mucosa que recubre el interior del colon o del recto. El adenoma es una lesión que puede transformarse en un cáncer durante un período de diez años y que puede distribuirse del mismo modo en el colon y en el recto.
Por eso, a partir de los 50 años de edad, se recomienda la realización de una colonoscopía cada 5 años.
Existen otros subtipos de CCR menos frecuentes, como los tumores neuroendocrinos.
De detectarse el CCR en etapas tempranas existe la posibilidad de curación en un 90%.

Factores de riesgo específicos:
    - Edad
    - Presencia de pólipos en el intestino
    - Antecedentes familiares y personales de CCR
    - Enfermedades inflamatorias del intestino grueso como la Colitis Ulcerosa y la Enfermedad de Crohn.
    - Síndromes de cáncer colorrectal hereditarios como el Síndrome de Lynch, la Poliposis Adenomatosa Familiar y el Síndrome de Peutz Jeghers.

Factores de riesgo generales:
    - Estilo de vida (alimentación desequilibrada)
    - Obesidad y sobrepeso
    - Tabaquismo
    - Alcoholismo
    - Sedentarismo
    - Polución del medioambiente

Los individuos que presentan un riesgo adicional (sin importar su edad) o tienen algún familiar cercano con un síndrome genético (hereditario), deben consultar al médico e informarse sobre los exámenes que deben realizarse para poder detectar las lesiones malignas a tiempo.

La edad es el factor de riesgo más importante en el cáncer colorrectal, ya que con el envejecimiento aumentan las posibilidades de aparición de pólipos en el colon y en el recto.
En efecto, la mayoría de los casos aparecen en personas mayores de 50 años, tanto hombres como mujeres sin antecedentes familiares ni personales. Por esta razón se recomienda a este grupo concurrir a los controles clínicos estipulados para prevenir la enfermedad, aún cuando no se presentan síntomas.
Es importante señalar que si bien un 90% de los casos de cáncer colorrectal se dan en este grupo de edad, el diagnóstico de la enfermedad en personas menores de 50 años ha ido en aumento en los últimos años. Si bien no se han realizado estudios estadísticos al respecto en Argentina, esta tendencia se observa en la práctica de oncología clínica en el día a día, y se estima que en 10% a 15% la incidencia de este tipo de casos. Esta misma tendencia ha sido observada y documentada por la Universidad de Texas y el MD Anderson cáncer Center, que publicaron en 2015 un estudio que muestra un aumento de la tasa de incidencia en el grupo de jóvenes adultos entre 20 y 34 años de un 37,7%, y en el segmento de 35 a 49 años de un 27,7% para el 2020, demostrando así que la edad es un factor de riesgo importante pero no exclusivo.

Cáncer de colon familiar y hereditario:

El 25% de los casos de CCR se desarrollan en personas con antecedentes familiares, quienes forman parte del “grupo de riesgo mayor o aumentado”. Por esta razón deben iniciar los controles a edades más tempranas, dependiendo del número de familiares afectados y las edades en las cuales se detectó esta enfermedad en la familia.
Se entiende por “antecedentes familiares” a los parientes cercanos como padre, madre, hermanos o hijos que han padecido alguna de estas patologías.
Sólo un 3-5% de los CCR ocurren en personas con un síndrome hereditario que predispone a la aparición de cáncer colorrectal, como el síndrome de Lynch o la Poliposis Adenomatosa Familiar (PAF). Esta enfermedad puede llegar a desarrollar múltiples pólipos benignos en el colon y recto durante la juventud, por lo que se requiere un control estricto de la misma para prevenir el CCR. El Síndrome de Lynch es una enfermedad compleja, caracterizada por un conjunto de tumores en familias que desarrollan cáncer colorrectal de origen hereditario que suele ser acompañado por cánceres ginecológicos y/o urológicos. Dentro de este grupo de síndromes se encuentran también el de Peutz Jeghers, el de Cowden y el de Li-Fraumeni.

En aquellas personas portadoras de un síndrome de predisposición hereditaria, la aparición del CCR puede ocurrir a edades más tempranas que lo habitual, debido a una alteración o mutación en un gen presente desde el momento del nacimiento. Por esta razón, se recomienda que las personas con diagnóstico de CCR antes de los 50 años consulten con sus médicos para definir si requieren de una consulta con un especialista en cáncer hereditario, capaz de evaluar correctamente el cuadro familiar, poder estimar el riesgo familiar de presentar cáncer colorrectal y definir si es necesario realizar algún estudio genético para identificar el gen responsable de la predisposición familiar.
En este grupo se incluyen también a las personas que sufren enfermedades inflamatorias del intestino grueso conocidas como colitis ulcerosa y enfermedad de Crohn. Se debe tener presente que la inflamación crónica genera focos de mucosa en el colon y está relacionada con el aumento de riesgo de CCR.

Los síntomas del cáncer colorrectal:
    - en general aparecen cuando la enfermedad ya tiene un tiempo de evolución,
    - ocurren sin que haya habido un cambio en nuestros hábitos alimentarios,
    - se presentan de manera persistente,
    - se agudizan con el paso del tiempo.

Se debe estar atento a:
    - Los cambios en la forma de evacuar el intestino.
    - El sangrado en las deposiciones.
    - Los dolores y calambres abdominales frecuentes.
    - La anemia y la pérdida de peso.
    - El cansancio y la fatiga.
    - Vómitos frecuentes.En Argentina, el CCR:
    - Es el segundo cáncer más frecuente, y también el segundo en mortalidad.
    - Se diagnostican 15.692 nuevos casos por año aproximadamente (8.527 hombres y 7.165 mujeres).
    - 4.089 hombres y 3.512 mujeres fallecieron en 2015 a causa del cáncer de colon.
    - En el 80 a 90% de los casos se produce primero un pólipo (un crecimiento anormal de las células de la pared
interna del intestino grueso), el cual si no se detecta y extirpa a tiempo puede transformarse en un CCR.
    - El desarrollo del pólipo hasta convertirse en un cáncer puede durar hasta 10 años.
    - El 90% de los cánceres colorrectales se producen en personas mayores de 50 años de edad.
    - Alrededor del 75% de los casos de CCR son esporádicos, o sea en personas que no tienen antecedentes personales ni familiares.
    - Alrededor del 25% se producen en personas con riesgo adicional por: antecedente personal de adenomas o pólipos, CCR o enfermedad inflamatoria intestinal, o antecedentes familiares de CCR o de adenomas.

*Fuente: Instituto Nacional del Cáncer (INC) 

31 de marzo: día de la prevención del cáncer de colon