5 consejos para las vacaciones en la nieve

SALUD

5 consejos para las vacaciones en la nieve

5 consejos para las vacaciones en la nieve
El esquí y el snowboard son actividades típicas de las vacaciones de invierno pero pueden verse afectadas por distintas dolencias y lesiones.

El Doctor Rubén Daniel Algieri, coordinador de la Comisión de Trauma de la Asociación Argentina de Cirugía, hizo una lista con los problemas más comúnes que se pueden sufrir durante unas vacaciones en la nieve. 

La hipotermia puede ser la peor enemiga de los esquiadores. Se debe a la disminución de la temperatura central corporal a menos de 35º C por exposición al frío (vestimenta inadecuada, esfuerzos físicos hasta el agotamiento, mala hidratación/alimentación, etc.) Algunos síntomas son: piel pálida y fría, escalofríos, confusión mental, somnolencia, pérdida de coordinación y debilidad en casos leves.

Lo primero que se debe hacer frente a esta situación es alertar a los servicios de emergencia y evitar la pérdida de calor adicional. Además, se debe aislar a la víctima del suelo y protegerla del viento, si es posible, hay que llevarla a un refugio o carpa.

Finalmente, se den retirar las ropas húmedas y cubrir con ropas y mantas secas. También hay que darle líquidos calientes para tomar.

Las quemaduras por frío son otra de las lesiones más comúnes en la nieve. Éstas se producen debido a que el frío y el viento causan deshidratación de la piel. Además, el efecto de los rayos ultravioletas hace que la piel de la cara quede principalmente expuesta y pueda sufrir quemaduras.

En tercer lugar, aparecen las lesiones por congelamiento que se producen debido a la exposición prolongada al viento y al frío puede generar traumatismos. Los más comúnes son en los dedos (manos y pies), la nariz, las orejas, las mejillas y el mentón.

En principio, la piel se encuentra fría y enrojecida (lesión traumática superficial por frío); luego se entumece, duele y aparece una sensación de hormigueo (congelamiento superficial). Si no se actúa con rapidez, al pasar las horas pueden formarse ampollas, aumentar los síntomas y llegar a un congelamiento profundo o grave.

Para evitar las quemaduras y lesiones, se recomienda utilizar cremas solares con protección muy alta en rostro y orejas. También utilizar protección solar de labios, ropas abrigadas e impermeables, guantes y gorros.

Las actividades deportivas más frecuentes son el esquí y el snowboard y es muy común que ocurran lesiones de extremidades si se realizan en forma incorrecta o con mala técnica.

Las más comunes ocurren en las extremidades inferiores y particularmente en las rodillas ya que es la articulación que más trabaja y la que mayor presión y peso soporta. Además, las lesiones en tobillo y pie (fracturas o esguinces), suceden frecuentemente al realizar snowboard; en cambio las fracturas de tibia son más comunes en el esquí.

Las lesiones en brazos, hombros, muñecas y manos son frecuentes en quienes realizan snowboard por caídas fuertes.

Las principales recomendaciones para evitar estos traumatismos son mantener una buena alimentación (lácteos, cereales, frutas) que brinde energía necesaria para el cuerpo y asesorarse por el instructor o por personal idóneo antes de iniciar y realizar el deporte.

Además, se deben usar elementos para el deporte (tablas, casco, botas, bastones) adecuados para el individuo en particular y asegurarse que estén bien regulados y fijados.

Finalmente, la denominada “ceguera de la nieve” es un tipo de fotoqueratitis producida por la exposición a los rayos ultravioleta reflejados en la nieve o en el hielo; también se produce por exposición al frío intenso y por resequedad. Sus síntomas son: visión borrosa, inflamación, dolor y ojos llorosos. 

Para prevenirlas, se aconseja utilizar anteojos de protección contra el viento y que posean bloqueo para el paso de rayos ultravioletas.

5 consejos para las vacaciones en la nieve