shutterstock_276762800
shutterstock_276762800

MASCOTEROS

El aullido de tu perro: guía práctica para entender por qué lo hace y cómo calmarlo

El aullido de tu perro: guía práctica para entender por qué lo hace y cómo calmarlo

Si bien el aullido es característico en algunas razas, hay veces en las que nuestro perro lo hace sin razón aparente. En esta nota, te damos las claves para saber a qué se puede deber el cambio de conducta y qué podés hacer al respecto.

Siempre se dijo que el perro desciende del lobo y por ende, muchas de sus conductas son similares. En algunas razas (como el Hussky Siberiano, el Wolfdog checo, el samoyedo e incluso el ovejero) suelen emitir aullidos como algo natural. Pero hay otras razas pequeñas e incluso, perritos sin pedegree que de la noche a la mañana adoptan esta costumbre. 

Muchas veces, este tipo de acción genera angustia y preocupación en sus dueños así como dolores de cabeza (quejas y reclamos de los vecinos, por ejemplo). Por eso, es importante entender qué quiere decir nuestro amigo de cuatro patas con esta conducta y qué podemos hacer para corregirla.

Lo primero que tenés que saber es que el aullido es una forma de comunicación y por ende, hay que atenderlo. Los expertos aseguran que en algunos casos, nos pueden estar relacionados con una situación de estrés, miedo o sentimiento de abandono. 

A veces, se trata de un signo de ansiedad por separación: su humano se aleja o deja de prestarle atención y aulla para retenerlo. También puede ser una manera de expresar que se siente solo y busca compañía.

También es muy importante atender el tono de ese aullido: se dice que si es tono bajo y 'lastimero' puede indicar dolor o malestar mientras que fuerte y agudo, en cambio, nos indica sentimiento de soledad o aburrimiento. 

- ¿Qué hacer si se trata de un aullido por ansiedad o para llamar la atención?

Hay muchas técnicas y teorías pero dentro de las más comunes, se recomienda: No retar ni castigar al perrito, simplemente 'ignorar' su llamado. Si cumplimos con ir a su lado cuando aulla, estaremos reforzando su conducta. Lo ideal es no hablarle, tocarlo ni llamarlo cuando lo hace.

Si permanece callado o cesa en su conducta, premiarlo. Si lo hacemos de manera reiterada, asociará su silencio con la recompensa.

El aullido de tu perro: guía práctica para entender por qué lo hace y cómo calmarlo