Cómo proteger los ojos del sol

UV

Cómo proteger los ojos del sol

Cómo proteger los ojos del sol

Elija anteojos de sol con protección UV (rayos ultravioleta), los cuales deben ser usados incluso cuando está nublado.

A la hora de elegir un anteojo, recuerde que el tinte del lente debe bloquear el 80% de la luz transmisible (luz que puede ser transmitida a través de la lente) pero no más del 90% de la luz, pues esto dificulta la visión. Gris neutral, ámbar, marrón y verde son buenos colores.

Optar por gafas de sol que envuelvan por completo los párpados para evitar que la luz entre por los costados. Además, puede usar un sombrero que bloquee la luz del sol que cae por encima de la cabeza.

Las personas que usan lentes de contacto que ofrecen protección UV también deben usar gafas de sol. Éstas previenen el efecto de ojo seco que es causado por el viento cálido.

Se estima que una cantidad significativa de exposición continuada a los rayos UV puede ocurrir antes de los 18 años y que la dosis anual de radiación en los niños puede ser hasta tres veces mayor que la de los adultos. Por eso es importante que los más pequeños también usen anteojos de sol con protección UV. 

Cómo proteger los ojos del sol