La nueva ginecología: problemas íntimos con tratamientos actuales

SALUD

La nueva ginecología: problemas íntimos con tratamientos actuales

La nueva ginecología: problemas íntimos con tratamientos actuales

Incontinencia urinaria, atrofia vaginal y sensación de laxitud: tres complicaciones de la salud que nos incomodan a más del 50% de las mujeres.

A veces, las molestias, los dolores y la incomodidad se entrometen en la intimidad de las mujeres, afectando su calidad de vida. La incontinencia de orina, la atrofia, la sequedad, falta de lubricación y la laxitud vaginal son los trastornos más frecuentes que desafían a mujeres adultas a tomar las riendas y hacer una consulta en busca de alivio para sus síntomas.

Algunas comparten lo que les pasa con su pareja o con sus amigas. Otras, en cambio, no se atreven a hacerlo. Pero son cada vez más las que, en la intimidad del consultorio, cuentan todo aquello que les está pasando en busca de una solución efectiva.

Desde hace casi dos años, el equipo de uroginecólogos de Sens Medical recibe a estas pacientes, las escucha, analiza sus antecedentes clínicos y realiza una revisión ginecológica con la que arriba a un diagnóstico. Cuando el problema se focaliza en la incontinencia urinaria, la atrofia o la laxitud vaginal, Sens Medical ofrece tratamientos de avanzada, que mediante tres sesiones de láser de erbio, ayudan a recomponer las condiciones naturales de la vagina, disminuyendo o revirtiendo los síntomas.

Las cosas por su nombre

La incontinencia urinaria de esfuerzo es fácil de reconocer: ocurre cuando una persona estornuda, tose, se ríe, salta y algunas gotas o chorritos de pis se escapan involuntariamente. Si bien se da en el 30 % de la población, aumenta al 40 % en la mediana edad y afecta más a las mujeres que a los varones, más aún si tuvieron partos vaginales u alteraciones hormonales. Además, se estima que la cifra trepe a más del 50% de las mujeres luego de la menopausia.  La Dra Emilia Alcoba, Uroginecóloga y Directora médica de Sens Medical, afirma: "No es normal que se escape pis, no debemos acostumbrarnos a estas pérdidas involuntarias que nos afectan la calidad de vida" 

En cuanto a los síntomas de la atrofia vaginal, de acuerdo a la Dra. Alcoba, se encuentran “la sequedad y el dolor durante las relaciones sexuales, infecciones urinarias de repetición, picazón y sensación de vagina acartonada”. Esto sucede cuando se modifica la morfología de la vagina por cambios hormonales y la disminución de estrógenos que provocan inflamación y pérdida de elasticidad.

La laxitud vaginal, en cambio, aparece cuando además de la elasticidad, las paredes vaginales pierden tensión y las mujeres sienten la vagina amplia. Esto genera una disminución de sensaciones durante el sexo, que a veces se traduce en falta de interés sexual e inhibiciones y, en ocasiones, entrada de aire, que genera gases o ruidos vaginales.

A pesar de esta clara diferenciación entre las tres patologías, a veces están asociadas y los síntomas pueden confundir. Por ello, la clave según el Dr. Camilo Fonseca, uroginecologo en Sens Medical, es dedicarles tiempo a las mujeres, escucharlas y luego guiarlas en los pasos a seguir para ofrecerles el tratamiento más adecuado. 

¿Qué puede hacer el láser?

Cada vez son más las mujeres que eligen el láser para combatir estos problemas. Los tratamientos de este tipo son muy simples y efectivos; y una alternativa ideal para las que no quieren someterse a una cirugía. La terapia de láser de erbio estimula la generación de colágeno y elastina, mejora la tensión del piso pélvico y beneficia la estructura vaginal aumentando el espesor de la mucosa e incrementando la lubricación. En tres sesiones de 30 minutos cada un (una por mes), las pacientes encuentran alivio para los síntomas de su patología,refiriendo mejoras de hasta el 90% en su calidad de vida y tasas de hasta el 70% de alivio en sus síntomas. La mejora se percibe luego de la primera o segunda sesión y varía en cada organismo, pero los resultados se sienten por completo al finalizar el tratamiento.

Los procedimientos son ambulatorios e indoloros, y la sensación es similar a lo que las mujeres sienten cuando se realizan una ecografía transvaginal.  Además, no tienen que “hacer el reposo que exigiría una cirugía, ni ponerse óvulos con estrógenos locales todas las noches”, destaca la Dra. Alcoba, remarcando la comodidad y practicidad de esta alternativa. 

 

 

La nueva ginecología: problemas íntimos con tratamientos actuales