Pudo vencer la fibromialgia con el Qi Gong

SALUD

Pudo vencer la fibromialgia con el Qi Gong

Pudo vencer la fibromialgia con el Qi Gong

Desde muy joven, María Fernanda tuvo problemas de salud que los médicos diagnosticaron como fibromialgia, una afección reumática que afecta al tejido conjuntivo, músculos y tendones y ocasiona dolores a veces incapacitantes. Pero en medio de una crisis que obligó a internarla, conoció el Qi Gong, una antigua disciplina china de ejercicios.

Gracias a ello, consiguió no solo mejorar su salud sino además encontrar un camino de vida, ya que empezó a estudiarlo y hoy enseña Qi Gong, ( se pronuncia Chi Kun) que es su vocación. El próximo miércoles 21 a las 16 hs, Fernanda dará una charla sobre esta práctica  en el Instituto Magallanes, Magallanes 1346 en el barrio de Barracas en Buenos Aires, en el ciclo de Charlas para la Comunidad del Diario de la Salud.

La historia

María Fernanda Berti, de 36 años,  amó siempre las plantas y se sintió especialmente conectada con la Naturaleza. Por esto decidió estudiar para ser ingeniera agrónoma y una vez recibida quiso dedicarse a la investigación.  Un obstáculo interfería en su trabajo y en su vida: las crisis de su enfermedad, que la incapacitaban a tal punto que debía ser internada. La fibromialgia, un síndrome doloroso crónico, tiene mucho de misterio aún para la medicina convencional. Se postulan posibles causas, como una disfunción en el sistema nervioso central, una enfermedad reumática o una patología psicoemocional, trastornos en la microbiota intestinal y otras teorías. Se trata con medicación que va desde los analgésicos a los antidepresivos y los ansiolíticos.

En una internación en el año 2014, que duró varios meses, debido a una crisis dolorosa,  Fernanda descubrió mediante uno de sus médicos el Qi Gong. Ahí mismo en la clínica comenzó a practicarlo y  fue tal su mejoría que se enamoró de esta disciplina y empezó a estudiar.

  “Se trata de una disciplina con diversos ejercicios, provenientes de sabidurías muy antiguas.  No solo nos movemos: exigen además un determinado grado de concentración y una respiración específica”, explica Fernanda. “El resultado de esos ejercicios es optimizar el fluir de la energía vital Qi en el organismo. Cada ejercicio tiene su propósito. La respiración y la concentración permiten una profunda relajación mental, lo que facilita que la energía se conduzca apropiadamente. La entrada a la calma del comienzo de una serie de ejercicios permite desbloquear las tensiones que causan los temores, el dolor, la ansiedad. Con otros movimientos, se hace mover la energía o qi, como se llama en China. Qi es movimiento, y Qi Gong es medicina china en movimiento.”

Los ejercicios, comenta Fernanda,  pueden ser practicados por personas de cualquier edad. Hay posibilidades de hacer ejercicios de pie, acostado, sentado. Es posible enconrar clases adaptadas para chicos, para personas con dificultades de movilidad; también está el Qi Gong para la mujer, que mejora síntomas molestos de origen hormonal.

Los ejercicios pueden consistir en movimientos de una o varias partes del cuerpo, masajes, golpeteos, estiramientos, balanceos, por ejemplo. Trabajan distintas áreas y mejoran la salud en el nivel físico, mental, emocional y espiritual. Se adaptan a las épocas del año, siguiendo las enseñanzas de la medicina china, para protegernos de enfermedades, dar bienestar, longevidad y paz interior.

Un camino para vivir mejor

Fernanda hoy es instructora de Qi Gong para la salud y terapeuta de medicina tradicional china, en etapa avanzada de la carrera. Fue premiada en una reciente competencia internacional de Health Qigong ( Qi Gong para la Salud). Y también estudió Sanación Pránica, reflexología y masaje terapéutico chino.  Además, su carrera de ingeniera agrónoma se volcó a las terapias con plantas;  trabaja en  desarrollo y asesoramiento de huertas comunitarias, dentro de un proyecto de voluntariado con niños y jóvenes; y últimamente asesora a quienes quieren hacer jardines y huertas orgánicas, sin el uso de fertilizantes ni plaguicidas químicos.

Su vida se reparte entre clases para perfeccionarse, estudios de medicina china, su trabajo como ingeniera agrónoma, una rutina movida y exigente donde el dolor ya es un recuerdo. “ Yo hablo mucho del poder de la sonrisa interior- explica- cuando sonreímos, y enviamos esa sonrisa con amor a todas nuestras células, sanamos.”

Para inscribirte en la charla de Fernanda, debes dejar tus datos en el formulario que encontrarás AQUÍ

Qué es el Qi Gong

Es una disciplina milenaria de origen Chino, que ayuda a mejorar el equilibrio interno y la vitalidad en la persona. Se basa en la realización de suaves movimientos que se repiten de manera fluida, elegante y armoniosa; estableciendo, mediante el movimiento y la respiración, una conexión íntima con la naturaleza y la energía del universo. Los movimientos permiten el desbloqueo de la circulación energética en el cuerpo, mejorando la circulación del Qi (energía) junto al normal fluido de la circulación sanguínea y de líquidos corporales, restableciendo el equilibrio interno y generando un estado de armonía que favorece a la salud del practicante.

El resultado de la práctica continua del Qi Gong es la mejora de la vitalidad en la persona, ayudando a equilibrar la salud física, emocional y espiritual.

Beneficios de la práctica de Qi Gong: Restablece el equilibrio energético.·  Mejora la circulación sanguínea y del qi.·  Mejora la respiración y oxigenación.·  Serena y calma la mente.·  Reduce el estrés.·  Mejora la elongación, fortalece los músculos y genera mayor flexibilidad.

Se distinguen dos tipos de Qi Gong:

Qigong Dinámico: se basa en ejercicios suaves y fluidos; que se coordinan con la respiración, la concentración meditativa y la visualización.

Qigong Estático: se basa en ejercicios de posturas fijas y ejercicios de trabajo interno, coordinan la respiración, la visualización del flujo energético, incrementando la energía hacia los centros energéticos del cuerpo.

Pudo vencer la fibromialgia con el Qi Gong