SOBREPESO: mascotas en alerta

SALUD MASCOTERA

SOBREPESO: mascotas en alerta

SOBREPESO: mascotas en alerta

Es una condición que también afecta a perros y gatos. Qué medidas tomar y cómo prevenir esta enfermedad que, al igual que a los seres humanos, trae varias complicaciones a la salud de tu mascota.

La mascota es parte de la familia y eso lleva a que esté involucrada en todo proyecto de vida y planes a emprender, como puede ser una mudanza, la llegada de un nuevo integrante al hogar, entre otros. Esta unión tan pasional también posee un costado negativo, como pasa con los chicos: complacerlos de más puede perjudicarlos, sobre todo en la balanza, y eso acarrea muchos problemas para su salud.

"En los últimos tiempos se ha incrementado el número de pacientes que padece sobrepeso y obesidad; lo más alarmante es que la mayoría no concurre a la consulta porque se asocia gordito con simpático y feliz", cuenta la veterinaria Agustina Bermúdez, médica clínica de Puppis. Si hay una leve sospecha de que el perro o gato padecen esta enfermedad, hay dos maneras simples de chequearlo: si están en un peso saludable, se le podrán palpar fácilmente las costillas y vértebras. Al observar al animal desde arriba tiene que verse la cintura y al hacerlo de costado, su abdomen debe estar curvado hacia arriba. Según Bermúdez, las dos razones más frecuentes del sobrepeso son "la alimentación en exceso o incorrecta elección de lo que se da y la falta de actividad física. Los trastornos hormonales no diagnosticados como el hipotiroidismo y la diabetes pueden ser otra opción".

Para combatir la problemática, existe una variedad de alimentos destinados al tratamiento de esta patología: los light son para el mantenimiento pero hay otros que son reducidos en calorías, indicados para el descenso de peso. "La cantidad que le damos es otro punto clave porque de nada sirve que coma algo dietético acompañado de permitidos ilimitados o alimentarlos cada vez que nos piden. Toda comida balanceada tiene en su envoltorio una tabla de ración diaria recomendada, en donde se puede calcular la cantidad en gramos para no excederse", aconseja la especialista de Puppis. De todas formas, lo ideal es que el veterinario pueda analizar y recetar cuál es el necesario para cada caso.

Además de la alimentación, existen otros factores que predisponen al sobrepeso y la raza es uno de ellos. "Las más afectadas son aquellas que tienen mayor proporción de tejido graso respecto a su masa muscular; es esta relación lo que determina las necesidades energéticas de mantenimiento de cada individuo", informa Bermúdez. El Beagle, Cocker, Golden y Labrador Retriever, Basset Hound y Dachshunds lideran el podio. El Pug, Bulldog francés e inglés y el Shih Zu se ven limitados al ejercicio por su conformación anatómica respiratoria, lo que los predispone a ganar peso. "La edad también juega en contra, el riesgo aumenta a medida que envejecen. No se le puede dar al perro de 10 años la misma cantidad de alimento que cuando tenía 3 años", aclara la Doctora. Artritis/Artrosis prematura, dolores musculares y óseos, enfermedades cardíacas y respiratorias, rupturas de ligamento y tendón son alguna de las consecuencias que acarrea el sobrepeso.

El ejercicio, como con los humanos, es fundamental para la calidad de vida y disminuye el estrés. La misma regla aplica para las mascotas que deben realizar una actividad de media hora dos veces al día e ir incrementándola de a poco. Eso sí, un perro con sobrepeso no puede practicar un ejercicio activo si no está acostumbrado. "El primer paso es alargar el tiempo de los paseos para que se habitúe a moverse. Jugar a perseguir la pelota es una forma divertida; algo más avanzado puede ser una carrera de obstáculos (Agility). El circuito puede incluir vallas, pasarelas, túneles y ruedas", explica Bermúdez. Otra opción es nadar en la pileta o un paseo por el río o mar, siempre con supervisión de una persona. "El ejercicio en el agua es muy beneficioso porque el peso no lo cargan sólo en sus patas sino que lo reparten en distintas zonas del cuerpo. Será fundamental que el perro lo acepte y lo tolere". Durante el verano, hay que hacerlo en los momentos en que la temperatura no esté tan elevada para que no sufran un golpe de calor, puede ser bien temprano a la mañana o cuando cae el Sol.

Los gatos: capítulo aparte

"Son más sedentarios, por eso necesitan ser motivados para ejercitarse y bajar de peso. Existe una variedad de juegos de inteligencia; algunos expenden golosinas pero la idea es que trabaje duro para obtenerlas. También se pueden colocar los platos de comida en diferentes lugares, arriba de muebles o en escalones", aconseja Bermudez. Dedicar al menos 20 minutos diarios de movimiento es lo ideal.

SOBREPESO: mascotas en alerta