PLATA BAJO EL PLATO

Ñoquis caseros de calabaza para este 29

La historia de los ñoquis del 29 es muy argentina y nos permite preparar esta pasta fácil y rica cada mes. En esta ocasión, puedes probar con los ñoquis de calabaza y una salsa con pollo que está buenísima...
miércoles, 28 de abril de 2021 · 19:54

Los ñoquis de calabaza son muy suaves, les gustan mucho a los chicos y tienen algunas calorías menos que los tradicionales de papa... Si quieres variar este 29 de pasamos la receta completa. Estos ñoquis se pueden servir solos, con manteca y queso rallado, o con una salsa que aumenta el plato y lo hace más rendidor. Te pasamos una salsa fácil de tomate con pollo. 

 

Ingredientes

1 calabaza de medio kilo aprox.

2 huevos

2 tazas de harina ( tamaño desayuno)

Ingredientes para la salsa

1 lata de tomates para cubetear

1 morrón

½ kilo de Cebolla

1 zanahoria

250 gramos de pechuga de pollo

Condimentos recomendados: albahaca deshidratada, pimienta, orégano, ajo fresco picado.

 

 

 

Como se prepara

Cortar la calabaza en trozos grandes. Colocarlos en una olla con agua y una pizca de sal. Dejar cocinar a fuego fuerte hasta que el zapallo esté blando, pero no deshecho. 

Aparte, preparar la salsa: Pelar y picar el morrón y la cebolla. Colocar un chorro de aceite en una cacerola e incorporar el morrón y la cebolla. Dejar freír hasta que quedan transparentes.Cortar en trozos pequeños la pechuga de pollo.Añadir a los vegetales Y poner el fuego en medio. Agregar sal y albahaca deshidratada.Cocinar hasta que el pollo adquiera color dorado.

Pelar y rallar la zanahoria, agregarla a la preparación. Poner el fuego en mínimo.  Añadir la salsa de tomate, una cucharadita de azúcar y sal. Tapar y dejar cocinar veinte o treinta minutos más a fuego lento y revolviendo cada tanto.

Retirar la calabaza del agua, quitarle la cáscara y hacer un puré suave. Armar una corona de harina y en el centro colocar el puré de calabaza y los huevos. Añadir una pizca de pimienta y sal. Mezclar todos los ingredientes formando una pasta. A medida que se amasa añadir harina para elaborar una masa lisa, poco pegajosa y liviana. 

A continuación ya podemos preparar los ñoquis. Hay que trabajar en una mesada enharinada. Se puede cortar la masa en cubos o con la tablita para ñoquis, o darles forma con un tenedor. A medida que se van armando, se colocan en una fuente y espolvorean con poca harina para que no se peguen.

Poner agua a hervir, siempre abundante para que los ñoquis no se peguen. Cuando el agua está hirviendo, agregar los ñoquis con cuidado. Dejar hervir como mínimo dos minutos. Cuando flotan, probar uno para comprobar si están listos. Colarlos y ubicar en una fuente intercalando salsa y ñoquis. Una lluvia de queso rallado... ¡Y a comer! No olvides poner un billete bajo el plato para llamar a la suerte.