EN MENOS DE 30 MINUTOS

Scones de queso cheddar para la picada... ¡Facilísimos!

Esta receta es muy rápida, fácil y un éxito seguro.

Por
Escrito en COCINA el

Si te gusta reunirte con amigos a comer una picada, estos scones salados van a quedar increíbles rellenos con fiambres o dips. Si no te gusta el cheddar puedes usar cualquier otro queso picantón. Tienen un color amarillo muy tentador por el queso y la mostaza. También puedes agregarles hierbas picadas, como romero, orégano o albahaca. 

Ingredientes:

· 225 g harina con leudante
· Media cucharadita de sal
· Media cucharadita de mostaza
· 50 g de manteca
· 75 g de queso Cheddar rallado
· 115 cc de leche

Así lo hago yo:

- Poner en un cuenco la harina leudante, hacemos un agujero en el centro y en él poner la manteca cortada a trocitos.
- Con las manos deshacer la mantequilla hasta conseguir una masa parecida a arena mojada.
- Agregar  50 g de queso Cheddar rallado y 100 cc de leche, más la media cucharadita de mostaza.
- Mezclar bien con una espátula y pasar la masa a la mesada. -Amasar hasta conseguir que la masa no se pegue en las manos.
- Precalentar el horno a 200 ºC ( moderado).
- Estirar la masa con palote, hasta que tenga  una altura de 2 cm .
- Con el cortapastas formar scones  y ubicarlos sobre papel manteca, en la bandeja del horno.
- Pincelar cada scon con el resto de la leche y hornear a media altura 8 minutos.
- Pasado el tiempo, abrir el horno y poner el resto del queso Cheddar rallado repartido sobre cada scon.
- Hornear otros 3 minutos para que el queso se derrita, retirar del horno y dejar enfriar sobre una rejilla.
- Una vez fríos, cortarlos a la mitad para que cada uno pueda rellenarlo a su gusto.