DOLOR

El llanto desconsolado de Anabela Ascar y su bronca con la familia de Héctor Ricardo García: "Estoy llorando a mi muerto, ellos nunca estuvieron"

La periodista denunció al yerno del fallecido fundador de Crónica por "violencia psicológica", luego de que intentaran meterse a su casa para hacer "un inventario". 

Escrito en ESPECTÁCULOS el

Anabela Ascar todavía no pudo hacer el duelo por la muerte de quien fue su pareja durante más de veinte años, Héctor Ricardo García. A menos de una semana del fallecimiento del fundador de Crónica, su yerno apareció en la casa que compartía con Anabela junto a un escribano, obligándola a abrir la puerta para realizar "un inventario". 

"Estoy muy mal, hace ocho días yo estaba cuidando a un enfermo sola, sin familia, lavándole la ropa, sin mucamas, hice todo sola, no había nadie y no había dinero, vivíamos de su jubilación y de lo que podía aportar yo a la casa. Ahora aparecen familiares que quieren entrar a la casa de él, que también es mi casa porque yo tengo mi domicilio fijado ahí y tengo una unión convivencial. Después de veinte años aparece familiares, sin aviso, sin llamado previo, sin hablar con mi abogado...", empezó contando Anabela en diálogo con Pamela a la tarde.

"Me abordaronn tres hombres en la puerta de mi casa, diciendo que quieren entrar a mi vivienda con un escribano para hacer un inventario, yo les dije que era mi casa también. Hay derechos..., este señor, que se supone que es el yerno, me dijo: "vamos a ver si tenes derechos", y ahí me asusté, porque es gente que no entiende que yo soy una viuda", planteó la periodista, y luego agregó: "estoy llorando a mi muerto, es mi muerto porque ellos nunca estuvieron".

Anabela también se defendió de quienes la acusan de haber querido quedarse con la plata de García. "Yo soy una persona de bien. Estuve al lado de un tipo que era millonario pero no soy millonaria yo, nunca le toqué un peso ni le robé nada, no tengo nada de él. Lo cuidé como una leona y no había familiares. Soy una mujer sola que está haciendo un duelo. Pasé de cuidar a un enfermo a estar en los medios aclarando una situación para limpiar la memoria de Héctor, porque es lo que hubiera hecho él", aclaró.

"Estas horas fueron terribles, hice una denuncia por violencia doméstica, yo no voy a permitir que haciendo un duelo vengan hombres a violentarme psicológicamente a mi y a mi madre, que vive conmigo. Yo estoy a favor de la hija, la única heredera, pero les pido respeto por mi y por mi situación, yo me banqué todo sola. Yo tengo la mejor voluntad para con ella que es la heredera forzosa, pero emocionalmente estoy muy mal", concluyó la periodista.