EXCLUSIVO PRONTO

Mica Vázquez recibió el alta médica: "Ya pasamos la primera noche en casa y el bebé durmió re bien"

La actriz fue mamá primeriza de Baltazar el 31 de diciembre pasado. Ayer le dieron el alta y dialogó en exclusiva con Pronto sobre cómo fue volver a su hogar con su marido, Gerónimo Klein, y el bebé recién nacido.

Escrito en ESPECTÁCULOS el

Sin dudas, el 31 de diciembre quedará marcado a fuego para siempre en la vida de Mica Vázquez (34), quien se convirtió en mamá primeriza de Baltazar el último día del año junto a su pareja, Gerónimo Klein. La actriz, que dio a luz por cesárea en la Trinidad de Palermo a las 4.04 de la madrugada luego de un arduo trabajo de parto, expresó en sus redes sociales la emoción que la invade por estas horas. Y hasta mostró tres fotos del íntimo momento en el que le entregaban en brazos al recién nacido.

Luego de tres días internada en la clínica, Mica recibió el alta médica y charló en exclusiva con Pronto sobre cómo fue su llegada al hogar con Baltazar en brazos. "¡Estoy tan emocionada! Nunca en mi vida fui tan feliz. Con algunos dolores del posparto, la cesárea y la lactancia pero tan feliz, que lo miro y no puedo creer haber hecho esto. Es fuerte ver cómo uno puede engendrar y generar vida y que salgan estas personitas a enseñarnos tanto. Los bebés son tan puros y espectaculares, que me emociona todo", expresó al borde de las lágrimas la actriz que brilló en ficciones como Floricienta, ChiquititasRebelde Way y Dulce amor.

Y abrió su corazón al contar cómo se ve en el rol de mamá primeriza. "Fue un trabajo de parto de muchas horas, muy lindo y resultó un parto bárbaro. Todo fue hermoso y con Gero estamos movilizados y enamorados del bebé y de nosotros mismos. Estamos aprendiendo todo como padres y como familia. Nos dieron el alta ayer así que pasamos la primera noche acá en casa los tres juntos. El bebé es súper bueno así que pasamos la noche re bien. Duerme, come, se prendió a la teta genial aunque al principio me dolió. Es todo un tema el calostro, la bajada de leche y es todo aprendizaje constante, desde cambiar un pañal hasta conocerlo, escuchar el llanto y saber qué quiere o qué necesita", sostuvo.

Enamoradísima de su pareja y de su bebito, Vázquez está viviendo su propio cuento. "Ser padres es mucho trabajo pero se compensa porque es todo mágico. ¿Qué querés que te diga? ¡Todo es tan hermoso! Es más, en la clínica Gero me cargaba y me decía: ´Ya estoy para el segundo yo, ¿eh?¨, mientras yo caminaba como el Jorobado de Notre Dame con todos los puntos y diciéndole: ´La put... que te parió, al menos dejá que me incorpore que no puedo ni levantar la espalda´", lanzó con humor. Y concluyó: "Lo que estamos viviendo es todo muy movilizante y no podemos hablar porque lloramos de la emoción. Es realmente increíble tener un hijo".