Le gustaría otra chance en el reality

Nai Awada a cuatro años de bajarse del Bailando: "Nunca lo conté, estaba mal porque mi papá tenía depresión y estaba en el hospital"

La hija del actor Alejandro Awada había dicho en aquel momento que renunciaba porque estaba estresada y se bancó duras críticas. "Lo cuidé y pouse la espalda por él. Pero contarlo es liberador"
lunes, 3 de mayo de 2021 · 21:56

Fue a mediados de 2017 que Nai Awada dijo basta y se fue del Bailando. En una nota en la Revista Pronto, tres meses después explicó los motivos: "Fue un pico de estrés provocado por un montón de cosas que me vinieron todas juntas. No fue por el programa sino por una sensación mía de presión muy fuerte. Fueron muchas presiones juntas las que lamentablemente
hicieron que tuviera que tomarme un descanso. La pasaba bien en ShowMatch y fue una triste decisión la que tuve que tomar. Me
quedo con los mejores recuerdos".

Pero no fue la verdad. O al menos solo una parte, porque el pico de estrés en realidad era mucho más que eso y tenía una razón muy fuerte. Cuatro años después, sentada frente a Tomás Dente dando una entrevista para el programa Vino para vos, se decidió a contarlo. Venía hablando de su padre, el actor Alejandro Awada diciendo que ya en esa época en la que el presidente de la Nación era Mauricio Macri y su tía Juliana Awada, la primera dama, para ella estar en el Bailando implicó una fuerte exposición. "Me decían 'la sobrina del presidente', ya no era más la hija de mi papá, y un poco que me gustaba pasar a ser otra cosa. En esa época bailaba de noche, con toda al exposición que tiene, no dormía  y desaproveché muchas oportunidades que tuve como la del Bailando. Era la oportunidad y no me la pude bancar. Y lo peor de todo es que Marcelo (Tinelli) nunca supo el real motivo. En LaFlia pensaban que yo tenía un pico de estrés, y seguro decían 'qué tonta, como vas a renunciar por eso'. Y yo había tenido ataques de pánico. Una ansiedad heavy. De hecho hace poco la escuché a Jime Barón que ella también tuvo y se anima a contarlo. Porque la gente se avergüenza y no hay que tenerla. Nunca tuve depresión, fue un hecho aislado de crisis de ansiedad y pánico que me sobrepasó. Y no pude.  Y nadie sabía por qué, porque yo tenía que estar muda".

Pero Nai ya no está muda. Vino para hablar y le dijo a Dente: "A vos te lo voy a contar porque es una forma de sacarme una mochila. Mi papá estaba muy mal en ese momento y yo no lo podía contar. Porque si yo abría la boca no era papá Raúl, era Alejandro Awada, hermano de Juliana Awada y toda la prensa se iba a enterar. Cuando uno se guarda las cosas, te explota en el cuerpo. Yo me guardé meses que mi papá estaba mal, no quiero dar detalles porque son temas de él pero estaba con una depresión muy grande. Yo salía de ensayar y lo iba a ver. No estaba bien alimentado por la depresión entonces se agarró una neumonía por las defensas bajas, terminó en el hospital. Iba a bailar y mi mamá estaba de viaje y mi papá estaba mal y no podía irme a ver al Bailando. Yo estoy segura que si no me hubiera ido a ver. Yo yo me tenía que bancar que dijeran 'no la va a ver porque está avergonzado. Y estaba  mal de salud. Y yo lo cuidé y puse la espalda por él.  Y no lo conté porque prefería que piensen 'qué tarada, tiene estrés' a que supieran algo. Pero hoy está bueno porque pasaron tres años y es liberador. Y también que si alguna vez Marcelo ve esto que sepa que estoy eternamente agradecido. Y el día de mañana si me vuelven a convocar voy a estar feliz de estar. Dijeron de todo, que no me gustaba el programa, que Juliana me había pedido que me baje. jamás nadie de mi familia me dijo nada.  Al contrario, mi abuela Pomi que la amo  me miraba. Me hubiera encatando seguir pero tenía a mi papá en el hospital con una neumonía severa, para una nena de 23 años, era imposible sostenerte,   

Después Nai contó que ahora su padre se encuentra muy bien, que acaba de volver de grabar una miniserie con Amazon después de tres meses. Y recordó que su padre siempre la apoyó. "Mi papá es cero crítico, todo lo que yo haga está bien. La única vez que me criticó fue en la época del Bailando, que me decía 'no hables de política, no hables de la familia', era todo 'no hables, no hables, no hables' y yo 'censurada, censurada, censurada'. Pero bueno, fue porque se armó todo un lío familiar atrás y yo estaba e  un momento particular de mi vida. Era muy chica, adolescente, rebelde y la mejor forma de despegarme de mi papá era haciendo cualquier cosa".

Y finalmente en el programa llegó el momento emotivo. Porque Nai recibió un saludo de su papá, que no habla con frecuencia en los medios, salvo por temas de su carrera. "Hola hija mía preciosa, sos lo más importante de mi vida, te amo con toda mi alma, que disfrutes mucho mi amor". le dijo con ternura.  Nai, sorprendida y emocionada, lo definió como un padrazo. "Pasamos cosas re duras, asi que verlo asi, filmando y contento, con su trabajo. Porque la pandemia a las personas que por ahi ya estaban angustiados los podía tirar para abajo y estaba medio angustiado y ahora está supércontento", afirmó.