ENOJADO

Miguel Habud apuntó contra Valeria Lynch, a 19 años de la escandalosa separación: detalles que no olvida

El actor se refirió a la ruptura en 2003, con un juicio de por medio que inició la cantante y que ganó él.

Por
Escrito en ESPECTÁCULOS el

Miguel Habud y Valeria Lynch atravesaron una de las separaciones más mediáticas de la colonia artística allá por el 2003. Ocurrió hace 19 años, pero todavía quedan resquemores, pases de factura por situaciones que se dieron en aquel entonces y que no se olvida.

Podría interesarte

El actor pasó por Mamás felices y en un momento de la charla le preguntaron por la cantante, por cómo se dio el distanciamiento, y sobre esto remarcó: “No le gustó que yo me fuera de su vida. Por eso intimó el juicio, sino no hubiera existido el juicio. Si dos personas terminan bien, se pueden sentar en un café a hablar y resolver los números de lo que fuera de la manera más tranquila”.

Por otro lado, re refirió a los rumores de infidelidad. En aquel entonces Lynch lo había acusado de eso, de que todo se terminó por ese motivo, pero lo negó: “Cuando vos terminás una relación, podés llegar a decir cualquier cosa; pero la realidad es que se terminó porque la pareja no funcionaba, esa es la verdad”.

“Yo no necesitaba conciliar, yo no estaba enojado, la del enojo fue siempre ella, entonces el juicio lo provocó ella, lo perdió porque ella lo quiso hacer, no tenía ningún sentido. Era una división de algo que habíamos comprado juntos y se podía separar, así me fui yo”, remarcó sobre el motivo que los llevó a recurrir a la Justicia.

Luego de eso fue a fondo y remarcó que lo que más le molestó y enojó fue que se metiera con el trabajo. “Todo vino después, cuando vino el tema de Víctor Victoria, a mí no me gustó que me dejaran sin trabajo. Nadie se mete con el trabajo de otro, en este medio es muy jorobado meterse con el trabajo de otra persona”.

“Con los años y con los reportajes, así como estoy hablando con vos, otros colegas tuyos me han dicho que han sabido de intentos de que yo no trabajara en algunos lugares. Evidentemente una persona enojada puede llegar a hacer cualquier cosa. El tema es que si yo estuve en el aire hablando de este tema, fue porque me empujaron la verdad porque yo el juicio lo hubiese evitado de todas las maneras”, cerró Habud.