Andrés Román

El drama del jugador que no pudo firmar para Boca por su corazón: qué es una miocardiopatía hipertrófica

El futbolista colombiano de 24 años tenía la ilusión de jugar en el fútbol argentino. Pero le detectaron un problema de salud y no podrá practicar más deportes de alta competencia. El cardíólogo Adrián Miranda explica de qué se trata esta enfermedad
viernes, 19 de febrero de 2021 · 11:03

Andrés Román tenía la ilusión de jugar en un grande del fútbol argentino y mundial como Boca. Sabía que incluso iba a tener a compatriotas como compañeros -Frank Fabra, Sebastián Villa y Jorman Campuzano- que iban a hacerle más simple la adaptación. A Miguel Angel Russo, el técnico, lo conocía de su paso por el club Millonarios. Y encima en el Consejo de Fútbol estaba el Patrón Bermúdez, otro colombiano y con el que más diálogo tuvo en estas horas en el país.

Unas horas después, estaba llorando desconsoladamente en un consultorio del Centro Médico Genea: en el chequeo médico que se la hace a todo futbolista antes de firmar su contrato, detectaron una miocardiopatía hipertrófica. El pase se cayó y la carrera del jugador está terminada porque de practicar deporte de alta competencia hay alto riesgo de sufrir una muerte súbita. 

Para entender de qué se trata la cardiopatía que padece Román, conversamos con el Dr. Adrián MirandaJefe de Cardiología de ITAC, Instituto de Trasplantes y Alta Complejidad

"Una cardiopatía hipertrófica generalmente es hereditaria, siempre hay algún integrante más en la familia que lo tiene. Existen varios tipos o formas de miocardiopatía hipertrófica. Se trata del crecimiento o el aumento del espesor de una de las paredes cardíacas que puede o no tener complicaciones hemodinámicas o arrítmicas ", asegura el cardiólogo. "La más común se llama miocardiopatía hipertrófica asimétrica septal. Lo que produce una obstrucción del torrente sanguíneo al salir del ventrículo izquierdo hacia la arteria aorta. Ello en la alta competencia lo que origina es un aumento de gradiente y disminución del flujo sanguíneo periférico, eso puede llevar a una muerte súbita o a un desmayo. Existen otro tipo de miocardiopatía hipertrófica que son en la punta o miocardiopatía hipertrófica de la punta que ya se ve en los japoneses principalmente, que esa no producen obstrucción. Y con respecto al segundo riesgo que es arritmias, estas muchas veces asocian arritmias ventriculares malignas que también pueden llevar a la muerte súbita", explica.

¿Cómo se tratan estas miocardiopatías?

"Primero no pueden hacer más alta competencia. Segundo hay que estudiarlos a través de un estudio que se llama ecoestrés y ver cómo se comporta este gradiente, si es que lo tiene, ante el esfuerzo o si aparece o no una arritmia. Los tratamientos son variables uno de tratamiento médico que consiste en betabloqueantes y el otro del tratamiento ya invasivo cuando se confirma que hay arritmias u obstrucción; si hay obstrucción se trata con un marcapasos resincronizador para cambiar el tiempo de estimulación del ventrículo izquierdo, de esa manera el septum se contrae más tardíamente, y produce menos obstrucción. Si en cambio se detectan arritmias, se le implanta un desfibrilador definitivo. Pueden hacer una vida normal como cualquier persona pero no pueden seguir realizar un deporte en forma profesional", dice el Dr. Miranda.