La ciudad se viste de azul para concientizar

En el Día Mundial del Cáncer Colorrectal, enterate cómo prevenirlo

Es el segundo cáncer más común en nuestro país, pero diagnosticado a tiempo se puede curar. Los estudios de rutina a partir de los 50 años, o antes en quienes tienen antecedentes, pueden salvar vidas.
martes, 30 de marzo de 2021 · 10:38

Cada 31 de marzo se celebra en todo el mundo el Día Mundial de la Prevención del Cáncer Colorrectal (CCR), un tumor maligno que se desarrolla en la última porción del tubo digestivo: el intestino grueso.

El CCR es el segundo cáncer más frecuente en Argentina. En 2020 hubo 15.895 nuevos casos, de los cuales 8.493 fueron diagnosticados en varones y 7.402 en mujeres. Debido a su gran incidencia, este tumor es considerado un grave problema sanitario en todo el mundo. Sin embargo, es uno de los cánceres más fáciles de prevenir, ya que debido a su lenta progresión genera una ventana de tiempo que permite la realización de exámenes periódicos, denominados de pesquisa.

Factores de riesgo

Esta enfermedad se produce como consecuencia de una compleja interacción de factores hereditarios y otros ambientales que se relacionan con la alimentación y el estilo de vida.

De acuerdo con la doctora Sandra Lencinas (MN 90633), Coordinadora Comisión de Endoscopía Flexible de la Asociación Argentina de Cirugía y miembro del staff del Servicio de Endoscopía Hospital Alemán de Buenos Aires, este cáncer afecta “principalmente a mayores de 50 años. Aunque en los últimos años fue visible el aumento de la incidencia en personas jóvenes”.

Asimismo, el 75% de los casos se desarrollan en la población general, es decir, sin antecedentes que incrementen su riesgo, y el 25% restante se produce en individuos con antecedentes personales o familiares.

De lento desarrollo

De acuerdo con el Instituto Nacional del Cáncer (INC), en más del 90% de los casos, este cáncer se origina a partir de una lesión precursora, llamada pólipo adenomatoso. Estos pólipos, que se forman por el crecimiento anormal de las células del colon, pueden desarrollarse lentamente durante más de 10 años, y si no se detectan y extirpan a tiempo, pueden transformarse en un cáncer colorrectal.

Una pesquisa que salva vidas

Hay dos formas de prevenir el cáncer colorrectal:

 Prevención primaria, a través de hábitos saludables que una persona puede incorporar a su vida diaria, como mantener una alimentación saludable, rica en frutas y verduras, evitar las carnes rojas y las grasas, hacer ejercicio físico regularmente, y disminuir la ingesta de alcohol y el consumo de tabaco.

 Prevención secundaria: Consiste en la realización de estudios preventivos, especialmente entre los 50 y los 75 años de edad. Existen dos estudios de pesquisa considerados fundamentales: el test inmunoquímico de sangre oculta en materia fecal y la colonoscopia.

En el caso de test de sangre oculta en materia fecal positivo, la persona debe ser derivada para una colonoscopia complementaria. El estudio endoscópico permite la detección y extirpación de pólipos o la detección del cáncer. “En el mismo momento en que se realiza el estudio se pueden extirpar los pólipos, evitando que los mismos crezcan y se malignicen”, explica la doctora Lencinas.

¿Quiénes deben realizarse estos estudios?

• Personas que tienen familiares de primer grado (padre, madre, hermano/a o hijo/a) con cáncer o pólipos de colon.

• Quienes tienen una enfermedad inflamatoria intestinal, como Colitis Ulcerosa o Enfermedad de Crohn.

• Todas las personas de 50 a 75 años aunque no tengan síntomas ni antecedentes personales ni familiares.

• Ante la presencia de síntomas como sangrado por ano, cambios en la forma y periodicidad habitual para evacuar, dolor abdominal, anemia o pérdida de peso.

• Pacientes que tuvieron pólipos adenomatosos o cáncer colorrectal.

“Es importante remarcar que aquellas personas con antecedentes personales o familiares deben comenzar con los estudios preventivos a edades más tempranas”, advierte la doctora Lencinas. Por otro lado, desde el INC remarcan que es importante consultar aun cuando no haya signos ya que “en la etapa de pólipo o temprana, la enfermedad puede ser asintomática”.

No te dejes estar

En tiempos de pandemia de COVID-19 también es fundamental la realización periódica de los controles. Según un relevamiento de la Sociedad Argentina de Coloproctología (SACP), las consultas y cirugías por cáncer colorrectal cayeron entre un 50% y un 72% entre marzo y agosto de 2020, respecto al mismo período de 2019.

¿Cómo se trata?

“El cáncer colorrectal se puede prevenir y se cura en más del 90% de los casos cuando se lo detecta tempranamente. Incluso, cuando se lo diagnostica en un estadio más avanzado, en el 60% de los casos también es curable”, aseguran desde el INC.

Para ello, debe ser tratado por un equipo multidisciplinario, que incluya cirujanos especializados, endoscopistas, oncólogos, especialistas en diagnóstico por imágenes y especialistas en radioterapia. “El tratamiento puede ser realizado mediante endoscopía, cirugía, radioterapia, quimioterapia o terapia biológica. Se puede abordar cómo tratamientos únicos o combinados, de acuerdo al estadio y localización de la enfermedad, y a la edad y estado general del paciente”, detalla la doctora Lencinas.

Recomendaciones de la Asociación Argentina de Cirugía para prevenir el cáncer de colon

1. Consumir una dieta rica en fibras.

2. Disminuir el consumo de carnes rojas y grasas de origen animal.

3. Ingerir productos ricos en calcio.

4. Realizar actividad física de manera regular.

5. Evitar el sobrepeso.

6. Disminuir o evitar el consumo de alcohol.

7. Evitar el consumo de tabaco.