Segunda ola de COVID

¿Brinda mayor protección usar doble barbijo?

Un estudio realizado por científicos de Estados Unidos descubrió que duplicar las máscaras aumenta la efectividad. Sin embargo, ¿es útil frente a las nuevas variantes del SARS-COV-2? ¿Todos deberíamos utilizarlos? ¿Cómo sería la manera correcta de hacerlo?
jueves, 22 de abril de 2021 · 16:44

En la calle, en los consultorios médicos, en los medios de transporte… cada vez es más habitual ver personas que utilizan doble barbijo con el objetivo de mejorar su rendimiento y así reducir la transmisión y exposición del SARS-CoV-2. Esta nueva costumbre comenzó a ser más popular en nuestro país desde la explosión de la segunda ola y la circulación de nuevas variantes de coronavirus. Sin embargo, ¿es una medida efectiva o es solo un hábito que da sensación de mayor protección?

Al respecto, la doctora Silvina Ivalo (MN 86191 / MP 444316) infectóloga de DIM Centros de Salud, afirma que aunque se están realizando grandes esfuerzos de vacunación a nivel mundial es fundamental seguir usando máscaras faciales como una prevención primaria para controlar la transmisión. “Recientemente, se está alentado a duplicar las máscaras como una estrategia para contrarrestar la transmisión elevada asociada a nuevas variantes del SARS-CoV-2”, indica la especialista.

Entonces, ¿su uso es más efectivo para prevenir el contagio? Sí. De acuerdo con investigadores de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos, duplicar las máscaras aumenta la efectividad. Este estudio comparó la eficiencia de filtración ajustada (EFA) de las máscaras comúnmente disponibles que se usan individualmente (barbijos quirúrgicos, confeccionados con polipropileno), duplicadas o combinadas con máscaras o “barbijos” caseros de tela.

¿Qué tipos de barbijos son más efectivos para el doble enmascaramiento?

En entornos públicos (es decir, no durante procedimientos médicos) el uso de un barbijo quirúrgico (polipropileno) con un barbijo de tela encima, sumarían la mayor efectividad. "Es notable que el ajuste entre el barbijo y la piel de la cara y el ajuste con la cabeza mejoran drásticamente el rendimiento de la EFA, lo que sugiere que dicho ajuste y no el material, es el factor limitante de los barbijos quirúrgicos", explica la médica infectóloga.

Con respecto a las telas, siempre hablando de entornos públicos, los barbijos no profesionales deberían ser idealmente de algodón, nylon y tramas cerradas. "Deberían ser diferentes, ya que la efectividad aumenta si el barbijo de abajo es quirúrgico (polipropileno)", asegura la doctora Ivalo.

Por otro lado, si bien las máscaras quirúrgicas son eficientes, proporcionan aumentos modestos en su EFA si no se usan adecuadamente o si no se ajustan a la piel de la cara y no cubren bien la nariz y boca. También pierden eficiencia si no se ajustan a la cabeza, y es sumamente importante tomar en cuenta las variantes de tamaño, barba, soporte en las orejas o con bandas que cruzan en el cuero cabelludo.

En resumen…

  • En estudios se demostró que, en promedio, la adición de una segunda máscara de procedimiento (barbijo quirúrgico) mejoró la EFA del 55% al 66%.
  • Las máscaras de una sola tela funcionaron con menor eficacia; EFA del 41% al 44%.  Duplicar un barbijo casero de algodón mejoró la EFA pero podría reducir la transpirabilidad.
  • La mejor combinación fue: barbijo quirúrgico (polipropileno) debajo de barbijo casero de tela (algodón o nylon): del 66% al 81% de protección.

 Tips para usar dos barbijos de manera segura y eficaz

  • Usar un barbijo quirúrgico por debajo y cubierto con uno casero de algodón o nylon.
  • Elegir dos barbijos caseros de telas diferentes también protege más.
  • Ambos barbijos deben ajustar adecuadamente a la piel de la cara y a la cabeza, y cubrir nariz y boca.

Debido a que la cara es la principal "puerta de entrada" para el virus, es muy importante mejorar las medidas que prevengan su ingreso por esta vía. También sería fundamental proteger los ojos, apunta la doctora Ivalo.

Por otro lado, la especialista aclara que “el uso de dos máscaras podría dificultar la respiración por lo que se deberá evaluar previamente el tipo de tela, la combinación de las máscaras y la condición de salud del/la usuario/a”.

Mensaje final

“El uso de máscaras por parte de toda la población es un medio muy eficaz para frenar la propagación del SARS-CoV-2 cuando se combina con otras medidas de protección: como el distanciamiento físico, evitar multitudes, evitar espacios interiores mal ventilados y una buena higiene de las manos. Cuando estas últimas medidas son deficientes o no pueden implementarse, el uso de dos barbijos es una muy buena idea”, concluye la doctora Ivalo.

Más de