ESTÉTICA Y BIENESTAR

Claves para combatir las ojeras

El grosor de la piel localizada debajo de los ojos es muy fina, por lo que requiere de un cuidado específico. Las alternativas para mejorar su aspecto son variadas: desde modificar hábitos de vida hasta la realización de tratamientos médicos específicos.  
viernes, 30 de abril de 2021 · 17:08

En algún momento u otro de la vida, todas las personas presentan ojeras. Algunas son ven más pronunciadas, mientras que otras menos. Pueden ser más visibles por diferentes motivos, como el cansancio, el paso del tiempo, alergias, dormir poco, entre otras causas.

A muchos les preocupan las ojeras por una cuestión meramente estética: simplemente no les gusta verse con cara de cansados o agotados.

“La mirada cansada está relacionada a dos cuestiones que pueden solucionarse: las ojeras y los párpados caídos. Lo principal es realizar un diagnóstico médico para elegir el tratamiento correcto y que los resultados sean los esperados”, indica la Dra. Magalí Okon (M.P 18600), dermatóloga y especialista en medicina estética.

Las causas de las ojeras son variadas. Hay que tener en cuenta que la piel ubicada alrededor de sus ojos, en la zona periorbital, es sumamente delgada. En la mayoría de las áreas del cuerpo, la piel tiene entre uno y cinco milímetros de grosor, mientras que la localizada debajo de los ojos, normalmente tiene 0,05 milímetros.

Una piel más fina significa que los vasos sanguíneos que se encuentran debajo de ella son más visibles a simple vista y producen un color diferente a la piel. Aquí es donde lo que se ve en la superficie es un reflejo de lo que está directamente por debajo.

Existen diversas estrategias para reducir las ojeras, desde cambios en la rutina de vida de fácil implementación hasta tratamientos médicos específicos con grandes resultados.  

Cambio de hábitos

“Hay un tema del cual no vamos a poder escapar: la genética. Si las ojeras ya vienen con nosotros difícilmente podamos solucionarlas al 100%, pero sí mejorarlas hasta un 80%”, dice la Dra. Okon.

Modificar e incorporar determinados hábitos saludables a diario trae grandes beneficios, entre ellos, la disminución de ojeras y bolsas. La Dra. Okon señala que “las horas de sueño y una vida sana influyen en la calidad de la piel”. Algunos hábitos que se pueden incorporar a la rutina diaria incluyen “dormir lo suficiente, aplicarse compresas frías con manzanilla, realizarse masajes localizados, a modo de drenaje”, enumera la especialista.

Otras cuestiones a tener en cuenta para prevenir el debilitamiento de la piel es evitar frotarse los ojos, controlar las alergias oculares con un especialista, desmaquillarse suavemente y con la utilización de productos adecuados para el área y tipo de piel, disminuir el consumo de alcohol y tabaco, evitar la exposición al sol, utilizar lentes de sol con buena protección y la aplicación de un buen contorno de ojos a diario. 

Aemás, la dermatóloga destaca: “También existen tratamientos no invasivos que ayudan a mejorar el aspecto y prevenir que aparezcan las ojeras, como la mesoterapia, el peeling de párpados y ojeras, el plasma rico en plaquetas, el plasmage o la luz pulsada”.