VIDA SANA

Proteger la Lactancia Materna es una responsabilidad de todos

Amamantar es una elección y todas las madres deberían sentirse acompañadas y comprendidas en este proceso, que puede ser muy duro pero también muy gratificante y beneficioso.

Por
Escrito en SALUD el

Este año, la Semana Mundial de la Lactancia Materna, que se celebra entre el 1 y 7 de agosto, pone el foco en la “responsabilidad compartida” de crear una cadena amplia y efectiva de apoyo a la lactancia materna que incluya sistemas de salud, lugares de trabajo y comunidades en todos los niveles de la sociedad.

La OMS y UNICEF recomiendan comenzar con la lactancia durante la primera hora siguiente al nacimiento, que la leche materna sea el alimento exclusivo de los bebés durante los primeros seis meses de vida y continúe como un complemento de los alimentos hasta los dos años. Pero para que ello sea posible, es importante promover la lactancia y contener a las familias de los bebés desde todos los aspectos.

¿Por qué es importante amamantar?

La lactancia es una forma económica de darle la mejor nutrición a un bebé. La leche materna contiene elementos inmunológicos, que protegen al niño y previene enfermedades respiratorias, gastrointestinales, alergias y muchas otras, evita la desnutrición tanto como la obesidad, favorece el desarrollo del cerebro, mejora el apego mutuo y la contención emocional que el bebé necesita. También, es muy valiosa para la madre, ya que disminuye el riesgo de padecer cáncer de mama, osteoporosis y otras enfermedades.

Asimismo, amamantar puede disminuir el impacto clínico del COVID-19 en los bebes lactantes. Hasta la fecha, muchos estudios microbiológicos de la placenta, líquido amniótico, leche materna, sangre del cordón umbilical y aspiración nasal de los bebés de mujeres infectadas durante el embarazo han resultado ser negativos. Es más, existen estudios que confirman la presencia de anticuerpos IgA contra el SARS-CoV-2 en la leche materna de mujeres infectadas.

A nivel global, amamantar es una forma de alimentación sostenible y constituye una acción amigable con el medio ambiente, ya que no produce contaminación, a diferencia de lo que sucede con la industria de alimentación para bebés.

FUENTE: Sanatorio Finochietto