CÓMO PODRÍA CONTAGIARSE

Hepatitis infantil aguda: anuncian un caso en Santa Fe

Un chico de 8 años está internado en Rosario con un cuadro que se relaciona con la enfermedad notificada el 15 de abril por la OMS.

Escrito en SALUD el

El Ministerio de Salud informó el 4 de mayo que se detectó un caso de hepatitis aguda grave de origen desconocido en un niño de 8 años, que fue internado en el Hospital de Niños de Rosario Zona Norte "Roberto Carra".

Se trataría del primer caso en Argentina de la hepatitis infantil aguda de origen viral que notificó la OMS el pasado 15 de abril, cuando esta organización lanzó un alerta sobre la aparición de un brote de hepatitis aguda grave, de causa desconocida, en chicos de Reino Unido. Luego aparecieron casos en otros países de Europa, en Asia y en Estados Unidos superando los 200, varios de ellos mortales.

En cuanto a qué causa tiene esta enfermedad, se han detectado adenovirus en al menos 74 casos de esta Hepatitis. El infectólogo Eduardo López declaró hoy que el virus más aislado en los casos conocidos es el adenovirus 41. También explicó que no se confirma que la transmisión de esta enfermedad sea por vía aérea, y que la mayoría de los virus que provocan diarrea tiene transmisión fecal-oral, como la hepatitis A. En este caso la prevención se debe realizar con lavado frecuente de manos, especialmente luego de ir al baño, no compartir toallas de tela ni vasos; y la higiene de los sanitarios debe realizarse con agua y lavandina. 

Los adenovirus son un grupo de virus muy comunes que se transmiten entre personas  como el COVID19, y suelen causar infecciones del aparato respiratorio y digestivo, en particular en niños. La vocera de la OMS explicó ayer que "es muy inusual que un adenovirus cause este tipo de síntomas tan severos" .

La hepatitis es una inflamación del hígado que cursa con una elevación en la sangre de unas proteínas llamadas transaminasas. Dentro de sus causas están los virus.  La hepatitis por virus A, muy contagiosa, logró controlarse en casi todo el mundo gracias a la  vacuna, que está en el calendario nacional de vacunación. La hepatitis B- que se transmite casi siempre por sangre y fluidos corporales- y las llamadas C, D y E son también de origen viral y de mayor gravedad.

Desde la Sociedad Argentina de Pediatría, advierten que en los últimos dos años un porcentaje muy alto de bebés y niños no tiene completo su esquema primario de vacunación. Entre esas vacunas está la de la Hepatitis A.

Los síntomas de los chicos afectados - que hasta ahora tienen entre un mes y 16 años- son dolores abdominales, diarrea, vómitos, coloración amarilla de la piel y un nivel elevado de enzimas hepáticas, aunque no tienen fiebre. Por tal motivo, y ante este brote mundial de hepatitis infantil, la SAP sugiere a los médicos estar atentos a los posibles síntomas de la enfermedad. “Es importante que el pediatra reconozca los síntomas de hepatitis: astenia, vómitos, dolor abdominal, ictericia, hipocolia, coluria, fiebre, epistaxis y solicitar rápidamente laboratorio que incluya hemograma, hepatograma, proteinograma, glucemia, coagulograma, urea y creatinina; así como realizar una ecografía abdominal. El paciente debe ser derivado a un centro de hepatología pediátrica para continuar con los estudios diagnósticos”, precisó el comunicado de la entidad médica.