DÍA DEL PERDÓN

Knishes de papa: el plato más popular de la cocina judía

En vísperas de Iom Kipur, te enseñamos a hacer una deliciosa receta. Estas “empanaditas” tradicionales se realizan con ingredientes que seguro tenés en tu cocina.

Por
Escrito en COCINA el

Desde la salida de la primera estrella de este miércoles hasta la salida de la primera estrella de este jueves, la comunidad judía celebra Iom Kipur (Dia del Perdón), la fecha más sagrada para el pueblo. Durante esas horas, los judíos piden perdón por los errores cometidos en el último año.

Los knishes son un plato tradicional que se transmite de generación en generación. Se utilizan ingredientes económicos y fáciles de conseguir. Estas “empanaditas” de papa y cebolla son muy sabrosas y son populares alrededor del mundo.

Ingredientes

½ kilo de papas

1 cebolla grande

Sal a gusto  

Pimienta a gusto

500 grs de harina 0000

250 cc de agua

1 clara de huevo

2 cucharadas de aceite de girasol

1 cucharadita de vinagre de alcohol

2 yemas de huevo

Para la masa

Poner la harina en un bowl con unas pizcas de sal.  Agregar parte del agua, un poco de vinagre, la clara de huevo y el aceite, en ese orden. Mezclar todo. Incorporar todo bien mientras amasás con la mano hasta que la masa esté lisa. Hacer bollos medianos y dejarlos descansar. Tomar uno de los bollos y estirarlo sobre la mesada con harina (así no se pega) y con palo de amasar hasta que quede finita. Cortar varios discos con cortante redondo del tamaño deseado (ideal que no sea muy grande). Repetir con cada uno de los bollos medianos.

Para el relleno

Hervir las papas bien a punto y hacer un puré. Condimentar con sal y pimienta. Dejar enfriar.

Rehogar la cebolla bien picada. Dejar enfriar.

Cuando las dos preparaciones estén frías, mezclarlas.

Para el armado

Poner el relleno en el centro de cada una de las masas circulares ya cortadas –regulá la cantidad para que los knishes no se exploten en el horno-. Pincelar el borde con un poquito de agua. Cerrar como si fuera una empanada y unir las dos puntas para cerrarlo. Girá un poquito la punta como si estuvieras encendiendo una perilla. Meter la puntita hacia adentro y quedará como si fuera un paquetito. Repetir esto con cada uno de los discos de masa caseros.  

Poner los knishes en una placa para horno. Pincelarlos con yema de huevo para darle color. Cocinar en horno precalentado a temperatura media por 30 minutos o hasta que la masa se dore.

Consejo

Trabajar los bollos de a uno para ahorrar tiempo y espacio: estirarlo, cortar los discos y rellenarlo. Repetir el procedimiento con cada uno de los bollos.